Dr Gustavo Behr; un buen médico especialista en cirugía estética


Con la llegada del verano, numerosas personas aprietan el acelerador para mejorar su aspecto estético y lucir un cuerpo más esbelto y estilizado. De hecho, es la época del año en la que se registran más intervenciones estéticas, principalmente liposucciones, aumentos de pecho y estiramientos faciales.

Sin embargo, no siempre es aconsejable someterse a una operación estética en verano. Los tiempos de recuperación marcan la pauta y si lo que se buscan son resultados satisfactorios, habrá que seguir los consejos de expertos como el Doctor Gustavo Behr (http://www.drgustavobehr.com/). En sus 15 años de trayectoria ha sabido aconsejar a cientos de pacientes y ofrecerles los tratamientos más adecuados.

Aquí radica la diferencia entre un centro especializado y otro que no lo es. Los profesionales de la cirugía estética han de informar con claridad sobre los pros y los contras de las intervenciones y sobre el momento propicio para llevarlas a cabo. Las prisas y las promesas de resultados rápidos denotan falta de profesionalidad y son factores determinantes a la hora de elegir centro.
Personal cualificado

Por la clínica del Doctor Gustavo Behr, ubicada en Guayaquil, han pasado cientos de pacientes preocupados por su aspecto físico o aquejados de enfermedades o traumatismos que requerían una reparación estética. Su especialidad es la cirugía plástica, estética y reparadora, aunque también realiza procedimientos sin cirugía, como el rejuvenecimiento facial, los rellenos con grasa propia o tratamientos en várices.

Dentro de la cirugía plástica se engloban básicamente tres tipos de intervenciones:

Cirugía mamaria: en este ámbito se engloban los aumentos y reducciones de pecho, la elevación de mamas y las reconstrucciones mamarias después de la extirpación de un cáncer, entre otras especialidades.

Cirugía facial: incluye liftings, cirugía de párpados, rinoplastias, cirugía de orejas, etc.

Cirugía corporal: forman parte de esta especialidad las liposucciones, el lifting de brazos y muslos, la cirugía tras un adelgazamiento importante y los tratamientos postparto, entre otros.

Todas las intervenciones se llevan a cabo por personal titulado con una larga trayectoria profesional. El centro cuenta con un simulador que permite tener una idea muy aproximada de cómo quedará el paciente después de someterse a la intervención quirúrgica.

¿Qué cirugías son desaconsejables en verano?

Totas las operaciones requieren un tiempo de recuperación y eso es fundamental para planificar una operación estética. Por ejemplo, tras una liposucción es preciso utilizar fajas compresivas durante un tiempo, lo que puede suponer una dificultad para ir a la playa o realizar ciertas actividades al aire libre. En el caso de la cirugía mamaria, se usan sujetadores especiales y también se han de respetar los plazos en las cirugías faciales.

Algunas personas aprovechan las vacaciones de verano para realizar algunos retoques estéticos sin tener que solicitar la baja laboral. Es buen momento para someterse a un lifting o a alguna cirugía facial que requiera una reclusión corta, como las otoplastias (cirugía de orejas), párpados caídos o arreglos en la nariz.