Amenazas de bomba, terremoto y otros riesgos: ¿cómo enfrentarlos a nivel empresarial?


En las últimas semanas se han registrado varias amenazas de bomba a diferentes instituciones. Igualmente, un fuerte temblor con epicentro en Cotacachi (Imbabura) sorprendió a los ecuatorianos recientemente. Así como éstos, existen otros riesgos a los que están expuestas las empresas y que requieren de un plan de acción. ¿En qué consiste este plan y cuáles son los beneficios para empresarios y trabajadores? Oriente Seguros, a través de su Unidad de Gestión de Riesgos, preparó una guía completa al respecto, con el fin de contribuir a una cultura más segura. 

“Lo más importante y básico es comprender que toda empresa necesita tener un Plan de Continuidad de Negocio o un Plan de Gestión de Riesgos. Esta herramienta ayuda a la empresa a identificar con claridad todas las amenazas que podrían afectar a su operación, de acuerdo a su giro de negocio, ubicación geográfica, tipo de instalaciones, entre otros aspectos; y, contar con las estrategias de acción antes, durante y después de cada una de las situaciones. De esta manera, una compañía y sus colaboradores saben cómo actuar de manera organizada y estratégicamente”, explicó Gabriela Pozo, Jefe de Riesgo de Oriente Seguro. 

Sobre los beneficios de contar con un Plan de Continuidad: 

● Asegura la óptima operación de la compañía: La empresa tiene la capacidad de no interrumpir sus actividades en tiempo innecesarios. Esto finalmente redunda en optimización de costos para las empresas. 

● Mayor nivel de satisfacción y credibilidad de clientes y colaboradores: Esta acción genera confianza frente a los públicos de las empresas, los cual se convierte en una ventaja competitiva frente a sus competidores. 

● Salvaguarda la seguridad de su personal: Cada uno de los miembros de la compañía conoce los protocolos que debe seguir. De esta manera, se reduce el nivel de afectación que podrían sufrir los colaboradores a la integridad personal y profesional. 

● Protege los intereses de todos sus públicos estratégicos: Cualquier tipo de riesgo que atraviese la compañía no tendrá consecuencias negativas en sus públicos externos e internos. 

● Reduce gastos y pérdidas económicas, logísticas y operacionales: El Plan asegura la estabilidad de la compañía, ya que todos los riesgos estarán cubiertos. 

Sobre cómo implementar un Plan de Continuidad del Negocio: 

La aplicación o creación de un Plan de Continuidad del Negocio requiere seguir diferentes fases. De esta manera, se podrá contar con una herramienta potente y efectiva. A continuación, las principales: 

1. Análisis de negocio y evaluación del riesgo: Este es el punto de partida para la definición del plan. Consiste en analizar cada una de las amenazas, el tipo de vulnerabilidad de cada una, y su posible impacto o pérdida. 

2. Determinar la estrategia de continuidad: Dentro de esta etapa, se analizan los procesos de la empresa que pueden ser afectados por estos riesgos. El objetivo es determinar las herramientas más adecuadas para enfrentarlos, como, por ejemplo: dependencia tecnológica, sistemas informáticos necesarios, alternativas de proveedores, definir sitio alterno que brinde las garantías para seguir operando, entre otros. 

3. Desarrollo del Plan: Formalización de cada una de las estrategias a seguir en un documento que sea comprensible y claro. Esta guía debe establecer la conformación de brigadas, detallando el rol de cada actor y cómo organizarlas: tiempos y todos los detalles para que operen adecuadamente. 

4. Pruebas de seguimiento: Realización de simulacros para poner a prueba todo el plan. De esta manera se determina y comprueba la capacidad de respuesta y el nivel de preparación alcanzado. A partir de los resultados, el siguiente paso es realizar evaluaciones y mejoras. 

5. Formación y concientización con el personal: El éxito del plan dependerá, en gran medida, del nivel de conocimiento de sus colaboradores sobre éste. Para ello se deben realizar charlas periódicas para informar, concienciar y recordar a todo el personal la importancia del Plan y el rol de cada uno.