El lavado de la ropa con detergente en polvo requiere un cuidado especial para que sea efectivo. Se trata de recomendaciones que son básicas para cuidar los tejidos, colores y aspectos de las prendas, más aún cuando es ese vestido, pantalón o blusa que tanto gusta. Pensando en esto, Jabonería Wilson preparó las 8 claves para lavar las prendas con detergente en polvo. 

La primera consideración que hay que tomar en cuenta es que el detergente en polvo es un producto elaborado para limpiar y eliminar las suciedades más difíciles. Por esta razón se convierte en el aliado ideal para el lavado de prendas utilizadas en carpintería, construcción, mecánica, restaurantes mercados, entre otros, y por supuesto, de los niños que están constantemente jugando en tierra. 

Para tener un efectivo lavado es importante seguir las siguientes recomendaciones:

1. Regla de oro: Clasificar la ropa por color: blancos y de color. Esto evita posibles manchas.

2. Clasificar por peso y textura: También es importante separar la ropa por peso y textura, por ejemplo, blusas con camisas que sean de un mismo peso, jeans con pantalones y con sacos, ya que son más pesados.

3. Usar productos adecuados: Es aconsejable utilizar un detergente en polvo fino, de fácil disolución para evitar que queden residuos en las prendas. Los residuos normalmente se observan como manchas blancas o grumos que se pegan en las fibras. Un aliado ideal en este aspecto es Cierto Polvo Detergente porque cuenta con una fórmula especial de fácil disolución.

4. Preparación: Remojar es un paso muy importante en el lavado, se recomienda de 15 a 20 minutos, todo depende de las instrucciones detalladas en cada producto. Dentro de este proceso es importante tomar en cuenta lo siguiente:

a. Colocar el detergente directamente en el agua y revolverlo antes de colocar las prendas. Cuando se coloca directamente en las prendas no se da una mezcla adecuada y pueden quedar grumos. 

b. Dejar en remojo el tiempo adecuado. “Si la prenda se deja más tiempo de lo requerido estamos poniendo en peligro los colores y los tejidos de la misma”, indicó Bryan Amores, jefe de marca Cierto. 

c. Tomar en cuenta que no todas las prendas requieren remojo, algunas deben ser lavadas de inmediato.

5. Lavado: No se debe restregar las manchas más de lo necesario. Si insistimos en esta acción la prenda incluso se puede romper. Lo más recomendable es aplicar productos especiales para manchas difíciles. 

6. Enjuague: Es importante percatarse que todo el producto haya sido removido en su totalidad. Si el polvo no se disuelve rápidamente se va a quedar en la prenda y eso va a dañar la misma.

7. Suavizante: Se puede utilizar un suavizante que proteja la ropa y los colores de la misma, este producto es opcional y se lo debe agregar en la última etapa de lavado.


8. Secado: Para ayudar a conservar el color de las prendas también se recomienda que el secado sea en sombra. 

Cabe destacar que es importante leer las instrucciones de lavado de cada producto, ya que permite conocer información básica como si se debe lavar en carga normal de prendas o una carga más pesada.