St. Ives, empresa dedicada al cuidado de la piel con ingredientes que provienen de la naturaleza; emplea componentes hidratantes como la leche de coco, producto no grasoso y duradero para mantener la piel sana, tersa e hidratada. Acompañados de extractos naturales de orquídeas, la fórmula deja una fragancia ligera, mientras se absorbe rápidamente en la piel lo que permite disfrutar de una aromaterapia gracias a su excéntrico olor. 

El coco es un aliado para la belleza, ya que podemos encontrar en la naturaleza, siendo uno de los mejores productos para el cuidado de la piel por tener un alto porcentaje de agua y minerales evitando la deshidratación.

Según, Berenice Benalcázar, vocera de St. Ives Ecuador y esteticista profesional, “El aceite de coco nos ayuda a proteger la piel de los radicales libres y los rayos UV, evitando la flacidez cutánea y manchas. Este bálsamo de delicioso aroma, tiene propiedades muy benéficas nutriendo la piel a profundidad, manteniéndola joven y protegida”.

Este ingrediente es perfecto para la belleza porque es orgánico, es súper hidratante, se puede utilizar con una gran variedad de propósitos.