La Intermediate People’s Court de la ciudad de Quanzhou anunció su veredicto en cuanto a la demanda interpuesta por Huawei en cuanto a la violación de uso de patentes por parte de Samsung Electronics. De acuerdo a dicho veredicto, la corte determinó que Samsung y tres de sus subsidiarias violaron el uso de patentes propiedad de Huawei, ordenando a Samsung y a dichas subsidiarias el pago de 80 millones de yuanes ($11.597 millones de dólares) a favor de Huawei. Así mismo, Samsung deberá inmediatamente dejar de utilizar la interfaz gráfica de usuario patentada en el sistema operativo en sus dispositivos móviles, dejar de fabricar y ofrecer a la venta 22 dispositivos móviles de la serie GALAXY equipados con este esquema de tecnologías patentadas.

El 25 de mayo del 2016, Huawei interpuso una demanda en contra de Samsung en distintas cortes tanto en China como en Estados Unidos (the Shenzhen Intermediate Court, Quanzhou Intermediate Court, y The United States District Court for the Northern District of California) solicitando a Samsung el cesar de forma inmediata todas aquellas actividades que violaran el uso de patentes en relación a patentes enfocadas en la interfaz gráfica de teléfonos inteligentes, además de compensar a Huawei por pérdidas. 

De acuerdo a la respuesta oficial de la empresa, “Huawei ha sido notificado sobre la decisión en este caso. En Huawei creemos que el respeto y la protección de la propiedad intelectual ajena le permiten a las compañías el obtener un retorno de inversión en cuanto a investigación y desarrollo se refiere. Este respeto puede promover la innovación y el crecimiento sano y sustentable de la industria.”