Trabajar juntos por la recuperación de la región afectada por el sismo de abril de 2016, ha sido uno de los motores de Banco Internacional

Durante este tiempo los esfuerzos del Banco no solo se centraron en habilitar sus servicios para las provincias afectadas, sino también en volcar su contingente humano de manera inmediata, a través de la donación de víveres y vituallas a las familias de nuestros colaboradores residentes en las zonas devastadas. 

Pasada la emergencia y buscando soluciones de largo plazo, Banco Internacional entregó en el sector San Rafael, de la ciudad de Manta, diez viviendas para familias damnificadas, su construcción estuvo a cargo de 75 voluntarios de la institución. Los recursos invertidos en esta obra fueron el producto del aporte de los colaboradores de cada rincón del país, que fue equiparado dólar por dólar por el Banco.

Las viviendas fueron levantadas en alianza con la Fundación Hogar de Cristo, se encuentran ubicadas en un espacio aprobado por el Municipio de Manta y cuentan con todas las instalaciones necesarias para gozar de los servicios básicos, la comodidad y la seguridad de quienes las ocupan.