El pasado 16 de diciembre Nissan realizó la donación de dos camionetas NP300 Frontier a la Cruz Roja Ecuatoriana con la finalidad de apoyar las continuas labores humanitarias que realiza la institución. 

Las camionetas donadas son NP300 Frontier, que son respaldadas por los más de 80 años de experiencia que tiene Nissan en la fabricación de pick ups confiables y duraderas. Esta camioneta posee un carácter dual que la determina como FUERTE e INTELIGENTE. Diseñada para llevar a cabo las más arduas tareas, las camionetas ayudarán a la institución en su importante misión de reconstruir para las áreas afectadas en el país tras el terremoto de abril 2016.

La entrega de los vehículos se formalizó en las instalaciones de Cruz Roja Ecuatoriana en la ciudad de Quito, evento al que asistieron representantes locales e internacionales de la marca. Junto a la Sra. Victoria Albán, presidenta nacional de Cruz Roja Ecuatoriana estuvieron, Nicolás Abbate, director de asuntos gubernamentales de Nissan Latinoamérica, quien visitó nuestro país para realizar la entrega oficial de los vehículos, Nicolás Espinosa, presidente corporativo de Automotores y Anexos S.A. y Gil Malo, director general de Automotores y Anexos S.A. 

Roger Zambrano, Coordinador de la Operación Terremoto de Cruz Roja Ecuatoriana, señaló que las camionetas serán utilizadas para el transporte de material y herramientas de trabajo entre las comunidades más afectadas, así como para el traslado de voluntarios y técnicos para sus labores.

Nicolás Abbate, representante de Nissan Latinoamérica y el Caribe mencionó: “Nissan está presente como parte de la sociedad y la empresa privada para contribuir con esta entidad y felicitar su noble e incansable labor en Ecuador y el resto del mundo”.

Por su parte, Nicolás Espinosa, presidente corporativo de Automotores y Anexos S.A. distribuidor local de la marca con más de 53 años en el mercado destacó: “es admirable la labor que realiza Cruz Roja Ecuatoriana y el gran apoyo que han brindado a la comunidad tras el terremoto ocurrido en nuestro país”.

Cruz Roja Ecuatoriana lleva más de 106 años sirviendo a la comunidad de acuerdo a los Principios Fundamentales del Movimiento Internacional de Cruz Roja y la Media Luna Roja. El Movimiento está conformado por más de 17 millones de voluntarios alrededor del mundo, quienes con su dedicación y compromiso han hecho posible que esta sea la organización humanitaria más grande del mundo. 

La visión de Cruz Roja Ecuatoriana es formar parte de las comunidades, alcanzando con ellas, su bienestar y desarrollo sostenible. 

En este contexto, Nissan se suma a las importantes labores humanitarias realizadas por Cruz Roja Ecuatoriana y dona las camionetas Frontier NP 300 para contribuir activamente con los esfuerzos realizados por este movimiento internacional de voluntarios.