El 31 de octubre se celebró el Día Mundial del Ahorro, por lo que Mutualista Pichincha, a través de su Programa de Educación Financiera, recopiló información sobre las principales herramientas que ayudan a fomentar el ahorro y a manejar de manera adecuada el dinero, con el fin de que la ciudadanía las conozca y se familiarice con su uso. 

El primer paso, antes de empezar a utilizar las herramientas de ahorro, es dejar de lado las típicas excusas: 

  • No me alcanza
  • Tengo muchas deudas
  • Ahorraría si ganara un poco más
  • El próximo mes empiezo
  • Tengo derecho a darme un gusto
  • No necesito
  • Es demasiado tarde para ahorrar

El segundo paso y el más importante es ordenar las finanzas personales, a través de herramientas que permiten tener un mejor control y manejo del dinero. Éstas son:

Registro de gastos diarios: Permite conocer los rubros en los que más se gasta y es el primer paso para empezar con el ahorro. Se trata de un documento en donde se deben registrar todos los gastos diarios, por lo menos de 15 días, detallando absolutamente todo y organizado por rubros. Luego de los 15 días se debe sumar los gastos de cada rubro y se reflejarán los aspectos en los que más se gasta. De esta manera será muy fácil reducir o eliminar algunos gastos innecesarios. 

Registro de gastos mensual: Al igual que el registro de gastos diarios, en esta herramienta se debe registrar el total mensual de los gastos realizado en todo el mes en cada rubro. Según los resultados se debe identificar los rubros en los que se está desviando el dinero y en los que se podría ahorrar. 

Presupuesto: Permite organizar las finanzas de una persona de manera fácil. Consiste en destinar o establecer montos límites en cada uno los rubros que se deben cubrir en el mes y, a su vez, establecer un rubro de ahorro, verificando en los registros de gastos de dónde se pueden realizar recortes. Esto permite tener un control del dinero. 

Plan de ahorro: Para conseguir metas es importante establecer metas a corto, mediano y largo plazo. El ahorro debe estar atado a metas financieras entre las que se pueden mencionar:

  • Estudios
  • Bienes futuros – Casa, auto, oficina
  • Viaje, entre otros.