En la actualidad, más de la mitad de la población mundial vive en ciudades y se espera que esa cifra aumente a un 70 por ciento para el año 2050.

Para abordar este reto, Hábitat para la Humanidad se unirá a las organizaciones que participarán en la Conferencia de Naciones Unidas sobre la Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, Hábitat III, que se realizará del 17 al 20 de octubre en Quito, Ecuador. En esta conferencia, líderes mundiales establecerán las políticas para el desarrollo urbano durante los próximos 20 años, conocida como la Nueva Agenda Urbana. 

Impulsada por la visión de que todas las personas necesitan un lugar adecuado dónde vivir, Hábitat para la Humanidad acoge la iniciativa de los estados miembro de las Naciones Unidas de adoptar la Nueva Agenda Urbana y apoya el énfasis que da a tres áreas: vivienda adecuada y asequible, tenencia segura y desarrollo dirigido por las comunidades.

En los próximos años, Hábitat se compromete a reducir la pobreza y fomentar más ciudades sostenibles por medio de: 

1) Un nuevo enfoque urbano. Para el año 2030, alrededor de dos tercios del mundo vivirán en áreas urbanas y el número de personas que viven en asentamientos informales seguirá creciendo. Para abordar esta situación, Hábitat para la Humanidad presenta un nuevo enfoque urbano para promover ciudades sostenibles. El enfoque se basa en la premisa de que existen ocho principios que son universales y esenciales para el buen desarrollo urbano y de viviendas, que puede implementarse mediante diversas prácticas adaptadas según el contexto.

2) Campaña de incidencia Suelo Seguro. La vivienda representa más del 70% del uso del suelo en la mayoría de las ciudades; sin embargo, mil millones de personas en las ciudades del mundo carecen de derechos al suelo seguro. Reconociendo esta necesidad, Hábitat lanzó su campaña de incidencia global Suelo Seguro con el fin de crear conciencia y mejorar las políticas para ayudar a 10 millones de personas a tener acceso a suelo para vivienda. La campaña Suelo Seguro se enfoca en cuatro áreas clave: tenencia segura, mejoramiento de asentamientos informales, resistencia frente a desastres e igualdad de género.

3) Mercados de vivienda inclusiva. La financiación del gobierno y la filantropía privada no pueden por sí solos satisfacer las necesidades de la población mundial; los mercados locales son esenciales. Mediante el desarrollo de nuestro mercado de productos y servicios, Hábitat acelerará y facilitará un mejor funcionamiento de mercados de vivienda inclusiva para permitir que 8 millones de personas tengan acceso a soluciones de vivienda mejorada para el 2020.

4) Mejorar acceso a la vivienda para 40 millones de personas. Para el 2020, implementaremos una gran variedad de estrategias de desarrollo comunitario, iniciativas de incidencia y enfoques para el desarrollo de mercados, aumentando la asequibilidad a la vivienda para cerca de 40 millones de personas. 

En un mundo que se urbaniza rápidamente, estos ambiciosos planes sirven de guía para las siguientes dos décadas. 

“En Hábitat para la Humanidad, creemos que el futuro encierra grandes posibilidades que harán que este mundo sea más habitable para los millones de personas que llegan a las ciudades con la esperanza de tener mayores ingresos y forjar una vida mejor”, dijo Jonathan Reckford, Director General de Hábitat para la Humanidad Internacional.