En el primer semestre de 2016, Renault ha vendido más de 15.000 vehículos eléctricos (sin incluir Twizy), lo que supone un aumento de un 32% sobre el año precedente. Este éxito confirma la posición de Renault como líder europeo, especialmente en el segmento de derivados. Uno de cada cuatro vehículos eléctricos que circula por Europa, es un Renault. Misma situación en el caso de España. En el caso de Francia, Noruega, Reino Unido y Alemania, es uno de cada dos.

En palabras de Eric Feunteun, director de la División de Vehículos Eléctricos de Renault, “cada año aumenta la clientela de coches eléctricos y Renault está llevando a cabo una gran aportación a través de su innovación constante y su dedicación en materia de desarrollo de infraestructuras. El nivel de satisfacción cliente de nuestros vehículos, que alcanza el 98% en el caso de ZOE, nos empuja para seguir adelante”. 

Renault comercializa una gama completa y asequible de vehículos 100% eléctricos con objeto de cubrir una amplia gama de necesidades. La gama está compuesta por el modelo compacto urbano ZOE, el vehículo comercial KANGOO ZE, el cuadriciclo biplaza urbano TWIZY, y su versión derivada TWIZY CARGO, (ambos cuadriciclos fabricados en Valladolid en exclusiva mundial), así como por el RSM SM3 ZE (líder de ventas eléctricas en Corea).

ZOE es líder de ventas en Europa a nivel modelo, con un 23% de cuota de mercado. KANGOO ZE es, por su parte, líder europeo en el mercado de vehículos comerciales eléctricos por tercer año consecutivo, habiendo conquistado grandes flotas, como Correos de Francia o la Eléctrica ERDF en Noruega. Por último, TWIZY, con 17.000 unidades vendidas, protagoniza numerosas iniciativas de car-sharing tanto en Europa como en Norteamérica.

Renault, actor clave en el mercado eléctrico

Gracias su tecnología punta, demostrada a través de sus triunfos en Fórmula E, Renault está conquistando cada vez más clientes. Desde que comenzó su aventura eléctrica, Renault ha adoptado una estrategia global en materia de movilidad sostenible y de desarrollo de infraestructuras. Está de hecho involucrada en numerosos proyectos de instalación de terminales públicos de recarga, trabajando con las administraciones públicas y con otros actores de la movilidad sostenible, tales como proveedores de energía. A día de hoy, existen alrededor de 100.000 puntos públicos de recarga en todo el mundo, 80.000 de ellos en Europa, y están creciendo constantemente. Por citar un ejemplo, Renault apoya proyectos de la Comisión Europea para la Trans European Transport Network, que ha instalado ya más de 2.300 puntos de recarga rápida en autopistas y carreteras principales de 15 países.