El 16 de septiembre se celebra el Día Internacional del Cuidado a la Capa de Ozono, en conmemoración de la firma del Protocolo de Montreal en 1987, relativo a las sustancias que afectan la capa de ozono y acciones para protegerla. El tema central para este año, según las Naciones Unidas, será “El ozono y el clima, recuperados por un mundo unido”. 

La aerolínea holandesa KLM se unió a la propuesta de proteger la capa de ozono y el Medio Ambiente, por lo que desde 2007, ha emprendido un plan de acción para contribuir con este propósito. Desde la reducción de CO2, ahorro de energía a corto plazo, hasta estimular el desarrollo de combustibles limpios a largo plazo; forman parte de su proyecto de sustentabilidad.

Con los esfuerzos internacionales se ha logrado mitigar los efectos ocasionados por la emisión de CO2 y sustancias tóxicas que generaron el descaste de la capa de ozono y reponerla en estos tres últimos decenios. Se proyecta que en el 2050 esté completamente recuperada. 

El plan de acción de KLM centra sus esfuerzos entre pilares: Reducción, Control y Compensación del CO2: 

Reducción de CO2: Las acciones emprendidas por KLM se enfocan en la renovación de su flota, como el Boeing 787 y el Airbus A330 que consumen aproximadamente un 20% menos de carburante; el despliegue de aviones inteligentes, mejoramiento en la limpieza de sus motores, utilización de biocombustibles. Además contribuye en la investigación de la Universidad Técnica de Delft para desarrollar un nuevo avión, un 50% más eficiente y un 50% más silencioso. Este podría estar listo para volar hacia 2025.

Control del CO2: KLM participa en un Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea, en el que los derechos de emisión se compran y venden, también para la industria aérea. Además, KLM participa activamente reduciendo el aumento de las emisiones de CO2, apoyando efectivamente la política climática en todo el mundo. 

Compensación de CO2: KLM ofrece el servicio de CO2ZERO que permite al pasajero volar con emisiones de CO2 neutras de forma sencilla y eficaz a bajo costo.

La aerolínea holandesa continuará su trabajo para mitigar los efectos de la contaminación del CO2 y recuperar en su totalidad la capa de ozono, aportando a la iniciativa internacional de Naciones Unidas en beneficio de las futuras generaciones.