Por primera vez el azul que caracteriza a los aviones de la aerolínea holandesa KLM se combinó con el color naranja en uno de sus Boeing 777-300. El pasado sábado 2 de julio visitó dos ciudades del Ecuador, Quito y Guayaquil, donde sorprendió a los aficionados a la aviación quienes filmaron y fotografiaron el arribo del gigante.


Su primera parada fue el Aeropuerto de Tababela en la capital para luego partir a la ciudad de Guayaquil, cumpliendo así su itinerario regular, el avión estuvo aproximadamente dos horas en el puerto principal. 

El “Orange Pride” nace de una iniciativa que fomentaron los seguidores de KLM en sus redes sociales en el festejo por el Día del Rey, quienes sugirieron contar con un avión naranja -el color de los Países Bajos-. En respuesta al pedido, el Boeing se tornó bicolor, la parte frontal tiene el color naranja y su parte posterior su azul original, el blanco junto con las líneas rojas y azules en la parte inferior de la aeronave son la representación de los colores de Holanda que hacen hincapié en las raíces y el orgullo de los Países Bajos holandeses de KLM

El avión estará en operación en la ruta Río de Janeiro-Ámsterdam durante los Juegos Olímpicos, el naranja es un símbolo de apoyo a los atletas que representarán Holanda en Río. Además, el 22 de agosto, KLM utilizará su Orange Pride para operar el "Vuelo Medalla" que regresará a los héroes olímpicos holandeses a casa.

Con esta acción, la aerolínea promocionará a Holanda alrededor del mundo y a la vez mantendrá su excelente relación con la comunidad a quienes tomaron en cuenta al momento de tomar esta decisión. La llegada del Orange Pride a Ecuador es una respuesta a la evolución permanente que ha tenido la aerolínea en el país gracias a los más de 60 años de operaciones ininterrumpidas. 

De esta forma, KLM se consolida en Ecuador como una empresa innovadora que mantiene sus altos estándares de calidad en servicio junto con creatividad para llamar la atención del mundo.