Más de 1.000 millones de usuarios registrados son los que tiene en estos momentos Gmail, el servicio de correo electrónico de Google. Y entre todos estos puede ser que estés tú. No obstante, también puede suceder que vayas a formar parte de esa “colectividad” próximamente, porque tienes claro que tu nueva cuenta de correo la quieres con dicha plataforma.

En ese caso, no sólo debes conocer cómo realizar el proceso de registro y el posterior inicio de sesión sino también qué problemas habituales puedes tener a la hora de acceder a tu cuenta. Precisamente gracias a esta última información podrás solucionarlos sin perder los nervios en ningún momento.

Para que puedas hacerle frente a esos pequeños contratiempos para visualizar tu bandeja de entrada, te recomendamos que sigas leyendo. A continuación te vamos a dar a conocer cuáles son los más frecuentes:

1-La contraseña no se recuerda

¿A quién no se le ha olvidado alguna vez el número PIN de su teléfono móvil o la clave de la tarjeta bancaria? A todos nos ha pasado y precisamente por esos lapsus temporales de memoria que tenemos, también nos puede ocurrir que no consigamos recordar la contraseña de la cuenta de correo de electrónico.

Si eso te sucede en algún momento al intentar acceder a Gmail, no te preocupes. Para solucionar el problema sigue estos pasos:

  1. Debes irte a la página de asistencias para contraseñas que posee Google: https://support.google.com/mail/troubleshooter/2943007?hl=es#ts=2402552
  2. A continuación, te aparecerá un pequeño recuadro, donde te pide que introduzcas la dirección de tu correo electrónico. Hazlo.
  3. Por último, quedará que hagas clic sobre el botón “Enviar”.
  4. Luego, únicamente sigue las instrucciones que se te den y así podrás conseguir tener una nueva contraseña sin ningún problema. De esta manera, una vez dado este paso, podrás volver a intentar iniciar sesión con el nuevo password y lo conseguirás.

Es importante que sepas que esa mencionada página de asistencias es también la que debes usar en el caso de que te suceda que lo que no recuerdas es tu nombre de usuario:

  • En esa pantalla te aparecerá la opción “¿Has olvidado tu nombre de usuario?”, sobre la que deberás hacer clic.
  • A continuación, se te indicará que indiques tu nombre y apellidos y que elijas el método (cuenta de correo alternativa o número de teléfono) a través del cual deseas realizar la recuperación.
  • Una vez selecciones una, activa la prueba reCAPTCHA “No soy un robot” y dale a “Enviar”.

Ya sólo te quedará seguir los pasos que se te envíen al citado método elegido para recuperar el uso a tu cuenta.

2-Se ha escrito bien el usuario y la contraseña pero no se puede acceder

Otra de las circunstancias que pueden producirse es que hayas escrito correctamente tanto el usuario como la contraseña, como así lo has comprobado, pero nada, no puedes acceder. En ese caso, debes saber que puedes estar haciendo frente a esa situación por distintas causas, entre las que se encuentran estas:

  • Has recibido un mensaje de error. Este mensaje que has recibido puede ser debido a que tu dirección de correo o el password no son correctos, tu cuenta ha sido deshabilitada o la función de cookies de tu navegador está desactivada.
  • Se te pide un código de verificación. Esta situación puede ser realmente “peligrosa” si en ningún momento tú has solicitado uno, ya que lo que viene a indicar es quealguien ha accedido o ha intentado entrar en tu cuenta sin tu autorización. En este caso, lo mejor que puedes hacer es restablecer tu contraseña.
  • La página se está actualizando como consecuencia de que no estás usando un navegador compatible.

Sea cual sea tu caso, en este aspecto, lo que te recomendamos es que procedas a escribir en la barra de direcciones de tu navegador la siguiente página web en la que se te indicarán todos esos posibles problemas y desde Google se te darán los pasos necesarios para solventarlos: https://support.google.com/mail/troubleshooter/2943007?hl=es#ts=2402624

3-Gmail no reacciona

Si el citado servicio de correo electrónico no acaba de funcionar, no reacciona, presenta problemas al cargar o va excesivamente lento también tienes un problema. En ese caso, lo que debes hacer son dos cosas: primero, comprobar que tu conexión a la Red es absolutamente estable y funciona de la manera correcta y segundo,certificar que el navegador que usas no sólo es compatible con Gmail sino también que está convenientemente actualizado.

Ten presente que esas dos mencionadas causas también pueden ser las responsables de que el navegador se quede estancado a modo de bucle, que los cambios en la configuración que hayas realizado no se guarden e incluso que los enlaces y los correspondientes botones no funcionen.

Ahora ya tienes las soluciones a los principales problemas que surgen al iniciar sesión en Gmail. Si los sufres, sabrás resolverlos.