Nuestros celulares se han convertido en estudios portátiles de fotografía. La resolución de las cámaras y la conectividad permanente nos permiten registrar imágenes bellas y compartirlas directamente a través de alguna red social o un blog y hasta medios de comunicación.

Y si bien los fabricantes de teléfonos y desarrolladores de aplicaciones como Instagram (ahora propiedad de Facebook) cada vez incorporan más herramientas para recortar, modificar la luz y aplicar filtros sobre las fotos, existen otros aplicativos que se adaptan más a las necesidades de usuarios un poco más prolijos y meticulosos con sus fotos. Estas son tres que deberías probar.

VSCO Cam


Hay algunos fotógrafos que prefieren esta aplicación en vez de Instagram. Y es que no solo tiene un diseño y una plataforma minimalista que permite editar imagenes graciosas, familiares, de viajes, etc y de una manera simple, elegante y funcional. También es una red social que conecta aficionados a la fotografía de todo el mundo. Por su estética es una red preferida por artistas visuales, fotógrafos profesionales y gente que trabaja en todo lo relacionado al diseño.

Está disponible para iOS y Android de manera gratuita.

Flic

Esta app es particularmente útil para administrar el espacio que ocupan tus fotos en el teléfono. Tomamos siempre más de las que necesitamos y la memoria se nos puede acabar en un momento crítico. Con esta aplicación podrás revisar cuáles fotos quieres eliminar después de una serie o sesión.

Disponible de manera gratuita solo para iOS.

Snapseed

Originalmente fue diseñada para iPad, por ello su interface y diseño es bastante simple y permite hacer cambios asombrosos en las fotos con movimientos sencillos y directos. Esta aplicación es actualmente propiedad de Google, pero ofrece botones y facilidades para que puedas compartir las fotos que edites ahí a través de todas tus redes (Instagram, FB, Twitter, etc.)

Disponible de manera gratuita para iOS y Android