Hoy en día la portabilidad de la información es algo necesario e imprescindible en algunos casos, para esto podemos hacer uso de la nube cuando la cantidad de datos no es muy grande o una unidad flash USB, pero cuando la cantidad de datos es demasiado grande la mejor opción es un disco duro externo.

En estos días podemos encontrar en casi todas las tiendas de equipo de computo los discos de ADATA de la serie HD710, los cuales están construidos con grado militar, resistentes al agua y golpes. Estos discos vienen en capacidades desde 500GB, 750GB y 1TB.

La serie HD710 cumple con las especificaciones IEC 529IPX7. La IEC (International Electrotechnical Commission) es una organización que se encarga de establecer estándares para todos los dispositivos electrónicos, principalmente en Europa, aunque estos estándares también son aplicados en Estados Unidos. Este estándar lo que nos indica es que nuestro dispositivo puede resistir la presión de un metro de agua sobre él hasta por media hora sin sufrir ningún tipo de daño o filtración en su interior.



Tenemos un empaque sencillo de color blanco, donde lo que más resalta es el colibrí que representa a la marca, en la parte superior vemos el modelo del disco y la capacidad del mismo. En la esquina inferior derecha vienen las características más representativas del disco, conexión USB 3.0, resistente al agua y a golpes.

El disco viene protegido por un plástico transparente, lo que nos permite apreciar el producto sin necesidad de sacarlo del empaque.


Por la parte trasera del empaque encontramos las especificaciones del producto, los requerimientos del sistema y lo que contiene el empaque, todo esto en 3 idiomas.

A un costado encontramos nuevamente el modelo del disco y debajo las imágenes que representan que es resistente a agua y a golpes así como que es compatible con USB 3.0. Del lado derecho vemos que es compatible con Windows 7, 8 y yo lo estoy usando en Windows 10 y tiene una garantía de 3 años.

En la parte superior del empaque solo tenemos el modelo y el logo de ADATA.

En el empaque únicamente encontramos el disco duro con su cable USB 3.0 y una guía de inicio rápido, donde se describe básicamente como debemos de conectar el disco, la dirección de la página web de donde podemos descargar el software HDDtoGO que nos ayudará a explotar al máximo nuestra nueva adquisición. Por la parte trasera de la guía de inicio rápido vienen las condiciones de la garantía.

El disco duro viene dentro de una carcasa de plástico rígido impermeable y cubierta con una goma para absorber los golpes, aparte de darle una buena vista.

En esta toma podemos ver como viene el cable USB 3.0 junto con la goma protectora.


En la parte superior de la imagen se puede apreciar mejor el canal sobre el cual podemos incrustar el cable para evitar su perdida y facilitar su transporte junto con el disco.

Aquí tenemos el conector USB 3.0. Vemos como se encuentra protegido por una goma que nos garantiza un sellado impermeable para evitar que entre el agua, dado el caso que por alguna circunstancia el disco tengo contacto con ella.

Finalmente se realizaron algunas pruebas de resistencia, en las que se sometió al disco a un “maltrato” moderado y exponiéndolo a un ambiente con alto nivel de humedad y finalmente se sumergió en agua.


Sorprendentemente, después de todo el maltrato, nuestra unidad de prueba siguió trabajando normalmente y no se detectaron ruidos extraños de los cabezales del disco. Sin lugar a duda es un dispositivo diseñado para resistir a los usuarios más rudos.


Conclusiones

La seguridad de nuestra información es algo en lo que debemos de tener mucho cuidado y en esta ocasión no me refiero a los ataques de hackers, virus o cualquier otro software mal intencionado sino a la seguridad física de nuestras unidades de almacenamiento.

La HD710 demostró ser una unidad de almacenamiento externa lista para acompañarnos a cualquier lugar sin importar las inclemencias del tiempo ni lo agreste del terreno.

Al contar con una interfaz USB 3.0, tenemos una buena velocidad de transferencia de datos, además de que no necesitamos de cables adicionales para proporcionarle la energía necesaria para su funcionamiento.

A un precio promedio de $150.00 USD en varios locales en Ecuador, resulta un producto de alta relación costo – beneficio por todos los extras que nos ofrece.

Si eres un usuario que tiene la necesidad de cargar con una gran cantidad de datos de un lado para otro o simplemente, que utilizas unidades de almacenamiento externo para reproducir multimedia en la pantalla de tu sala, donde siempre se corre el riesgo de que la unidad pueda ser tirada por los pequeños de la casa o se derrame algún liquido sobre ella, éste es un producto muy recomendado.

Por todo lo anterior EcuaLink le otorga su máximo premio al ADATA HD710 de 1TB y agradece a ADATA el habernos proporcionado el equipo para su revisión.
[full_width]