El Solitario, el clásico juego de cartas de Windows, regresa con la última versión del sistema operativo, pero lo hace con un cambio que no agradará a muchos de sus aficionados. La nueva edición de este popular pasatiempo incluye anuncios publicitarios que solo se pueden desactivar a cambio del pago de una suscripción de 1,49 dólares al mes o 10 dólares al año.

La versión del juego que viene preinstalada en Windows 10 recibe el nombre Microsoft Solitaire Collection e incluye nuevas barajas, modalidades, torneos, tablas de clasificación online y un renovado acabado visual. Sin embargo, también incorpora anuncios, que aparecen de forma aleatoria entre partidas, pueden durar hasta medio minuto y ocupan toda la pantalla.

Además de servir para eliminar la publicidad, pagar la suscripción también permite obtener más monedas dentro del juego, que sirven para tener un mayor número opciones en los retos diarios.

El Solitario, que junto con el Buscaminas tiene el dudoso honor de haber sido el juego que ha llenado más horas de aburrimiento y procrastinación, había venido incluido en todas las copias de Windows desde la versión 3.0 lanzada en 1990. Solo Windows 8 no lo incluyó de inicio, pero sí que podía descargarse de forma gratuita y también incorporaba opciones de pago.

Siguiendo la estela de los juegos Free-to-Play, muy populares en dispositivos móviles y que ofrecen jugar gratis a cambio de micropagos opcionales, parece que Microsoft se ha decidido a sacar rédito económico de su popular juego de cartas. Pero para quienes no desean usar el Solitario de Windows también está el juego del solitario en solitariogratis.net