Un equipo de la Universidad de Harvard, está desarrollando una innovadora idea con la ayuda de las impresoras 3D, este grupo ha decidido emprender la elaboración de pequeños prototipos de robots blandos.

Este prototipo está inspirado en la forma de movilización de ciertas larvas e invertebrados, además hace uso de butano y oxígeno para poder impulsarse con grandes saltos, esta propuesta ha superado todas las dudas que existían al momento de crear robots de plásticos usando impresoras 3D.