Ya lo hemos escuchado antes: Una imagen vale más que mil palabras. Por eso cuando se trata de tomar fotografías para tu sitio web, es esencial que utilices las imágenes que mejor representen a tu emprendimiento para lograr transmitir el mensaje correcto.

Si vendes productos o servicios online, tu negocio puede aumentar las ventas si focalizas parte de tus esfuerzos en no solamente entregar buena información de los productos sino en mostrar buenas imágenes de estos, aunque a miles se les hace más fácil buscar fotos gratis para uso comercial.

Otro factor a considerar es la creciente disponibilidad de dispositivos móviles con cámaras de alta calidad. Si tienes uno tendrás más opciones para tomar tus propias imágenes para tu sitio web.

Sin más preámbulos, ya sea para tu sitio web o tienda online, te daremos unas reglas básicas de composición, para que las pongas en práctica y saques tus propias imágenes para optimizar tu sitio.


Identifica el centro de interés. Antes de realizar una foto deberíamos preguntarnos qué es lo que pretendemos captar en ella. Naturalmente, en cualquier motivo que se observe, siempre existe un elemento que atrae más intensamente nuestra atención que otros y que se constituye como el centro de interés.


Rellena todo el cuadro. Si queremos destacar algo, esto debe ocupar la mayor parte del cuadro de la foto. Así el foco de atención es “ese algo”.


Simetría. La imagen resulta más agradable si los objetos situados a ambos lados del eje de simetría tienen el mismo “peso visual”.


Apóyate en las líneas. En una composición, las líneas pueden actuar haciendo penetrar nuestra visión en toma, guiando nuestra mirada por la imagen hasta el centro de interés, o por el contrario pueden guiar nuestra mirada haciéndola salir de la toma lo más suavemente posible.


Regla de los tercios. Es la norma más clásica en la composición, tanto en pintura como en el cine. Se basa en dividir el formato rectangular en tres bandas iguales, tanto vertical como horizontalmente. Las cuatro intersecciones de las cuadrículas dentro del cuadro marcan los puntos de interés.


Color. Existen colores cálidos y fríos que tienen una importancia determinante en la composición. En materia de colores hay que prestar atención también al contraste.


Luz. La fotografía se basa en este elemento que tiene dirección y calidad. Iluminar bien un objeto, ya sea con luz natural o mediante luz artificial, va a ser uno de los valores que debemos tener en cuenta a la hora de hacer una buena fotografía.

Recuerda: Gastar fortunas en una cámara no te hará tomar buenas fotos; tus ojos y el sentido común son los que harán que logres capturar buenas imágenes y potenciar lo que fotografiaste.