Para empezar, cabe recordar que será el primer 'Fallout' next-gen, al debutar la saga en PS4 y Xbox One (y repetir en el sempiterno PC, claro está), lo cuál supondrá un salto significativo en su apartado visual. Esto, en cualquier caso, será secundario, puesto que Bethesda ha centrado sus esfuerzos en pulir otros detalles que ya funcionaron en los anteriores (sistema V.A.T.S., por ejemplo, para que los combates sean más espectaculares y cinematográficos) incluyendo otras novedades.

La primera que nos llamó la atención fue la del nuevo sistema de personajes S.P.E.C.I.A.L., con muchos más aspectos a retocar (seamos hombre o mujer) y en donde no faltará el posterior desarrollo de nuestro avatar con los parámetros habituales de fuerza, percepción, resistencia, carisma, inteligencia, agilidad y suerte. El que haya jugado a los anteriores sabrá perfectamente las diferencias que habrá entre cada rama y los múltiples caminos que nos ofrecen de especialización.

Lo curioso es que la personalización dará comienzo justo antes de la hecatombe nuclear y que el juego propiamente dicho dará comienzo pasado ese periodo... ¡200 años después! Lo chocante del tema es que seguiremos con nuestro personaje principal, el cuál no sale de su asombro, sin duda.

Tras salir del Refugio 111 como única persona con vida del lugar comprobaremos lo que ya hemos experimentado con otros 'Fallout': las fatídicas consecuencias de la guerra nuclear. Todo estará destrozado, incluso nuestra antigua casa donde habíamos formado una pequeña familia. Aunque por suerte nuestro asistente personal, el robot Codsworth, seguirá ahí para explicarnos qué ha pasado.

Y como ya vimos en su presentación del E3 2015, poco después nos toparemos con la inestimable ayuda de un perro, que será nuestro fiel acompañante y al que le podremos dar pequeñas órdenes, como ir a tal sitio a inspeccionar lo que hay y lo más importante, traer lo que le pidamos.

Libertad total


El resto es cosa nuestra, como ha dicho Todd Howard, director de Bethesda Softworks en 'Fallout 4'. Seguiremos gozando de libertad total a la hora de explorar y de tomar decisiones morales, por lo que se mantendrán las altísimas cotas de rejugabilidad de los anteriores. Porque no faltarán, además, diversas facciones a las que unirse (o no; que igual preferimos ir de llaneros solitarios) y que nos proporcionarán ventajas... y también guerras entre ellas al posicionarnos de algún bando.

Por si fuera poco, nos moveremos por distintas localizaciones que irán desde Commonwealth hasta Boston, y podremos crear, de modo literal, nuestra propia base de operaciones (y para dormir). Fue uno de los aspectos más llamativos de la conferencia de Bethesda en el E3 2015, ya que podremos crear casi cualquier cosa que se nos ocurra, desde un hogar acogedor a un fortín peligroso.

La construcción será en tiempo real y podremos colocar los objetos en donde queramos (previamente habrá que recogerlos o fabricarlos, claro está). Lo bueno del asunto es que a medida que crezca nuestro hogar y progresemos en la historia tendremos visitantes con los que podremos comerciar y conseguir mejores productos y a los que también habrá que cuidar, ya que querrán alojamiento y comida (podremos crear una granja, construir generadores, etc), entre otras cosas.


Sin ir más lejos, habrá que preocuparse por la seguridad de nuestra base y para ello hará falta luz para que la noche no sea tan peligrosa. Aunque la mejor garantía de seguridad la tendremos en las distintas torretas que podremos plantar alrededor de la zona. Y ojo, que habrá muchas más alternativas en cuanto a defensa, como lanzallamas, morteros o trampas láser. Cuanto más tengamos (vigilando la energía), mejor, puesto que los saqueadores del yermo no descansarán.

Otro aspecto que ha mejorado enormemente respecto a los últimos 'Fallout' lo tenemos en el sistema de creación de objetos, en donde cualquier objeto ahora tendrá una utilidad especial si sabemos cómo combinarlo para crear nuevas cosas, como algo tan básico como una mira telescópica para un rifle de francotirador. En cuanto a números, Todd Howard aseguró que habrá más de 50 armas básicas en el juego, de las cuáles podremos crear más de 700 modificaciones. Echad cuentas.

Cuándo saldrá Fallout 4.


'Fallout 4' saldrá el 10 de noviembre en PC, PS4 y Xbox One. Y lo bueno es que tendrá una edición coleccionista tremenda.

A pesar de que se agotó a las pocas horas de comenzar las reservas, pocas semanas después se volvieron a reponer y actualmente no resulta nada complicado hacerse con esta edición limitada.

La Pip-Boy Edition de 'Fallout 4' tendrá, como ves, como elemento más destacado un Pip-Boy a escala y totalmente funcional que a buen seguro que muchos usaremos durante el juego. Para ello habrá que colocarle un móvil (también habrá una App para Android y iOS aparte) y darle su uso.

Su precio asciende a unos 124,95 euros, y vistos sus complementos, no es tan caro, ¿no?