El gigante Apple parece listo para incursionar en el terreno de la música en línea, con el anuncio este lunes de un nuevo servicio que ambiciosamente espera competir con el líder mundial en este mercado, Spotify.

Se espera el anuncio como plato fuerte de la conferencia anual para desarrolladores (WWDC) organizada en San Francisco por el grupo de la manzana, cuyo inicio se prevé el lunes y durará una semana.

"Pienso absolutamente que veremos un servicio de música streaming", dijo el analista de la empresa Gartner, Van Baker. "Apple entra un poco tarde a este juego, pero podría no tener importancia", añadió.

Apple es ineludible para la distribución y compra de música en internet gracias a su boutique iTunes, lanzada en 2003. Pero los consumidores optan cada vez más por el streaming, donde los pesos pesados son servicios como el suizo Spotify, la radio estadounidense Pandora o el portal de videos YouTube, de Google.

Según los rumores, que anteceden tradicionalmente los eventos de Apple, el nuevo servicio combinaría una radio en línea gratuita y una oferta para escuchar música pagada, con un precio cercano a diez dólares por mes, similar al que ofrece Spotify para acceder a su servicio sin anuncios publicitarios.

También apuntaría a rentabilizar la mayor adquisición en su historia: el sistema para escuchar música paga debería integrar las habilidades y tecnologías desarrolladas por Beats, la empresa del rapero Dr. Dre y el productor Jimmy Iovine, comprada por 3.000 millones de dólares el año pasado.

La parte gratuita del servicio se basaría en una versión revisada de iTunes Radio, que Apple lanzó en 2013, pero que no logró mucho éxito en el mercado: capta sólo el 5% del tiempo de escucha de música en línea en Estados Unidos, según la empresa de investigación especializada MusicWatch.

"iTunes, que domina el mercado de las descargas pagas, tiene más competencia en la categoría de la música por streaming", comenta Russ Crupnik, directivo-fundador de MusicWatch.

Aún con su nueva oferta, "Apple tiene la necesidad de demostrar por qué un servicio pagado tiene sentido, en un mundo lleno de opciones gratuitas", advierte el experto al referirse a los 135 millones de usuarios de música en línea en Estado Unidos, de los cuales sólo 18 millones tiene una cuenta pagada.

Crupnik concede a Apple ciertas ventajas como el tener una base de datos de los consumidores, un política vigorosa de tarjetas de regalo y el potencial de Apple Pay, el nuevo sistema de pagos que el grupo lanzó en octubre en Estados Unidos, y para el cual nuevas funciones -como un programa de fidelidad- y su incursión en nuevos mercados podrían ser anunciados en la WWDC.

"Yo no estoy realmente preocupado", aseguró a inicios de junio el director de productos de Spotify, Gustav Söderström, al ser interrogado por el diario sueco Dagens Nyheter sobre los planes del grupo estadounidense.