La saga de Angry Birds acaba de asegurarse seguir rondando la cultura popular durante varios años más. Rovio, creadora de los pájaros más bravos de la historia, firmó un acuerdo para desarrollar una serie de juguetes con Lego.

Según un comunicado de Rovio, los primeros bloques estarán listos para inicios del 2016, misma fecha en que Angry Birds llegará a la pantalla grande.

Los finlandeses buscan que esta unión con Lego les permita revitalizar la marca, que en diciembre pasado tuvo que despedir a 100 colaboradores, según lo recordó Cnet.com

“Estamos realmente emocionados de construir experiencias con este socio de clase mundial”, señaló Pekka Rantala, de Rovio.

Desde Lego explicaron que buscan brindarle a los clientes la posibilidad de construir “experiencias” que permitan armar y desarmar el universo de Angry Birds.