Un emprendedor es una persona que, contra viento y marea, persigue sus metas sin importar lo que suceda. Es un aventurero que día a día se arriesga un poco más para cumplir sus objetivos y es alguien que tarde o temprano cambiará el mundo con sus ideas.

Desde siglos atrás, han existido personas capaces de crear grandes cambios en la sociedad y de alterar el orden del mundo. Sin importar la geografía, el idioma o los recursos, los emprendedores han logrado transformar todo lo que vemos y lo han hecho usando nada más su imaginación.

Aunque estos emprendedores son tan antiguos como la humanidad, en los últimos años el número de personas que se aventuran en esta odisea ha crecido considerablemente.

¿Qué nos motiva a emprender?

Para emprender no hace falta más que actitud. Los grandes emprendedores han surgido desde abajo y en contra de todo pronóstico, se han forjado un camino gracias a su tenacidad y a sus ideas. Y aunque es un proceso largo y difícil, emprender tiene una sola razón, y es construir un estilo de vida con el que nos sintamos felices.

Esta es tal vez la mayor motivación de las personas para dar este paso, crear una vida de la que se sienta orgullosa y que cause un gran impacto en los demás.

Aunque el dinero, la fama o la gloria pueden ser razones válidas para emprender, un verdadero emprendedor sabe que ayudar es su propósito y lo adopta como única filosofía para todos sus negocios.

Pero a lo largo de estos años, ha ocurrido un fenómeno que parece seguir creciendo. Ciento de personas se han trasladado a la Internet y han creado grandes negocios, webs, blogs, productos que facturan miles de dólares al mes.

Desde que la comunicación y la tecnología cambiaron, la sociedad se derrumbó y se construyó de nuevo. Ahora, emprender es mucho más fácil y menos arriesgado que antes gracias a las nuevas plataformas de telecomunicación y a las redes sociales. A todas estas personas las llamo emprendedores digitales y son las encargadas de mejorar la experiencia online día tras día.

Si no crees que es posible hacer algo así o aún piensas que es muy difícil construir un negocio rentable en internet, permíteme recomendarte dos de mis blogs favoritos: Marketing de guerrilla y vivir de ingresos pasivos. Aquí podrás encontrar todo el material necesario para desarrollar tus proyectos online, además de conocer personas que son como tú pero que se han arriesgado a dejar su marca en Internet.

Yo inicié mi blog hace ya dos meses y aunque aún me falta ajustar muchos detalles y aplicar varias estrategias de marketing, con mucho orgullo digo que soy bloguero y que soy emprendedor digital. Por eso he preparado estas 10 razones para ser un emprendedor digital, porque quiero motivarte a intentar nuevas cosas y darte una mano para que sepas qué estás haciendo.

1. Es divertido

Emprender es divertido, pero emprender online es mucho mejor. No solo tienes la oportunidad de medir el impacto que tiene tu trabajo sino que tienes la oportunidad de crear lo que quieras, no importa que tan absurdo parezca. Si abres un negocio y las cosas no te salen bien pierdes dinero y tiempo, pero si las cosas no funcionan en Internet solo te costará un click para empezar de nuevo. Además de esta gran ventaja, Internet te permite decir lo que piensas y no lo que tu audiencia quiere oír, tienes total libertad para cagarte en el mundo a tu manera y para expresar tus opiniones no importa lo malas que sean.

Otra razón que hace divertido emprender en la web, es que puedes conocer proyectos locamente creativos y tienes la oportunidad de ver qué hay más allá de las ideas, es decir, puedes conocer a la persona o al equipo detrás de las locuras de la web.

El mejor ejemplo para que me creas que es divertido tener un negocio Online son los famosos Youtubers. Te pongo el ejemplo de dos en particular, Germán Garmendia con su canal de Youtube Hola soy Germán y los locos ecuatorianos de Enchufe TV. Si aún no los conoces te dejo los links para que te rías un montón y veas lo divertido que es estar en la web. Pero no todo son risas, si analizamos estas dos iniciativas podemos ver que detrás de los videos graciosos se esconde un modelo de negocios que recompensa muy bien las labores de estos emprendedores y que deja en evidencia lo rentable que puede ser tener presencia online.

2. Construyes tu marca personal

No existe un mejor lugar para construir tu marca personal que Internet. No solo puede escribir sobre ti, sino que es mucho más fácil presentarte a las personas y dejar que te conozcan más y que conozcan sobre tu trabajo y tus logros.

No importa de dónde eres o lo que has hecho, puedes construir tu marca personal desde ya para que futuros clientes te contacten. Pero no solo se trata de mostrarle al mundo lo que haces. Internet también te permite convertirte en un especialista sin importar el campo de acción que tengas.

Si eres abogado y te gustan los perros, puedes crear una web sobre animales y ser un especialista en el tema. Esto es una gran ventaja ya que a futuro las personas valorarán mucho más tu trabajo y sabrán que pueden consultarte si tienen dudas.

Considera emprender en Internet como una buena oportunidad para hacer branding y para posicionarte en la web con la temática que tú elijas. Aparte de esto, es una excelente oportunidad para captar clientes potenciales y para darte a conocer al mundo como lo que eres, una persona de valor dispuesta a ayudar.

Si eres de los que piensan que la marca personal no es necesaria o que es un invento mío, cambia tu enfoque y tu perspectiva y analiza el mundo actual. Si miras con atención podrás ver que los profesionales de marketing tienen webs imponentes donde comparten sus conocimientos y crean contenidos prácticos pasa su audiencia al igual que los profesionales de la música tienen blogs personales donde comentan sus gustos y crean comunidades entorno a la música.

Hace unos años era muy difícil construir una marca personal, había que invertir mucho dinero en publicidad ATL y tener contactos importantes para conseguir buenos clientes, pero ahora, con Internet y su fuerza creadora, cualquier persona puede construir su propia marca y crear un estilo de vida alrededor de ella, la pregunta es entonces, ¿qué esperas para construir tu marca personal?

3. Tienes recursos al alcance de tus manos

Muchas veces arrancar un negocio es todo un reto, no solo por los recursos que debes invertir sino porque es difícil encontrar el material organizado. Esto no pasa online. Si quieres empezar un negocio en Internet, existen millones de recursos al alcance de tus manos, unos gratuitos y otros no, que sin duda alguna te harán la vida mucho más fácil.

Además de esto, existen varias plataformas para contratar un FreeLancer que te puede ayudar en tus objetivos y que no te cobrará un ojo de la cara. También existen tutoriales, guías, videos, audios, y mucho material que te dice exactamente lo que debes hacer paso por paso. Más fácil no te lo podemos poner.

Si comparas un negocio Online con uno offline, puedes ver que en este último debes enfrentarte a retos más complicados, por ejemplo, debes encontrar un local o establecimiento dependiendo tu producto o tu servicio, debes acomodar el espacio, contratar personal, manejar los recursos, etc, en cambio, un negocio digital puede funcionar con menos recursos y te evitas costos iniciales.

Muchos pensarán que es complicado emprender en la web por los conocimientos técnicos que se deben tener pero la verdad es que cada vez es más sencillo lanzar un sitio web profesional. Existen miles de diseños gratuitos o pagos para que tu web se vea de lujo, también hay muchos cursos, tutoriales y hasta artículos que te explican paso a paso cómo enfrentarte a este mundo digital así que ya no tienes excusa para temer y no dar el primer paso.

Si te animas a emprender en la web y quieres hacerlo con un blog, te dejo este artículo que escribí para que sepas qué debes hacer en tus primeros 30 días de vida digital como blogger.

4. No necesitas mucho capital

Si eres de los que crees que para iniciar un negocio se necesita tener mucho dinero, un emprendimiento digital te demostrará que estás equivocado. En Internet hay miles de formas para crear tu negocio sin un solo dólar. Además de plataformas y ayudas, existen varias personas que te pueden ayudar sin cobrarte mucho dinero. Obvio necesitas hacer una inversión para llegar lejos, pero para arrancar tu propia empresa online, no hace falta más que actitud y ganas.

Hace poco tiempo tenía esta visión al igual que muchos, pensaba que un dominio y un hosting eran muy caros y que era muy difícil entrar en el mundo digital, pero a medida que avanzaba pude darme cuenta que es muy fácil y económico si lo comparas con un negocio offline, además te evitas muchos riesgos e inconvenientes.

Pero no dejes que el título de este punto te confunda. Tal vez no necesites dinero para empezar pero si quieres hacer algo realmente profesional debes invertir en un servicio de hosting, en diseño web, en plugins, en publicidad, etc. Recuerda entonces que el dinero no es un impedimento para empezar y que solamente funciona como acelerador, no como iniciador.

5. Aprendes sobre marketing online

No importa si tu negocio o tu emprendimiento digital es sobre perros, gatos, plantas o idioteces, de todas formas, aprenderás sobre marketing online. Y digo aprenderás porque tendrás que crear tus redes sociales, serás community manager, empezarás a preocuparte por el SEO y el posicionamiento de tu web, crearás redes y comunidades sin querer y algún día serás un #TT en twitter.

Esto representa una ventaja de por sí, ya que en un futuro, cuando tu web sea todo un icono a nivel mundial, podrás ser un coach de marketing online y ayudar a muchos que hasta ahora empiezan.

Tal vez exagero un poco y no quiero ofender o despreciar el marketing online, después de todo no es algo en el que muchas personas puedan posicionarse y requiere mucho entrenamiento, lo que quiero decir es que debes aprender sobre este tema para construir una web llena de calidad e información útil y con el tiempo podrás dominar varios aspectos de esta práctica.

6. Puedes crear comunidades

Más allá de los clientes y las ventas, Internet te permite crear comunidades alrededor de tu marca. Esto es genial no solo por las redes que creas, sino porque atraes personas que comparten tu visión y que pueden aportarte muchas cosas a nivel personal y profesional.

Vender es importante y el dinero es algo que todos perseguimos cuando emprendemos, pero la oportunidad de crear una comunidad que participe, que interactúe y que aporte, es algo que no debes dejar pasar. Una de las mayores ventajas de crear comunidades digitales, es que te puedes volver un referente en poco tiempo y puedes convertirte en un influenciador o una persona cuya opinión pese en la web.

Estas comunidades pueden ser creadas en tus redes sociales o directamente desde tu web con el newsletter, pero sin importar el lugar, una comunidad te aportará grandes conocimientos al mismo tiempo que te motiva a avanzar y te ayuda a crear temas que más se ajusten a lo que verdaderamente necesitan las personas. También verás que no solo crearás comunidades entorno a tu marca sino también a tu filosofía de vida y a los temas que más te gusten.

7. Aportas valor a las personas

Muchas personas en su afán por tener una empresa rentable o por dejar su trabajo, crean un negocio que genera dinero pero que no aman. Por ejemplo, si se enteran que un amigo que inició una farmacia ha obtenido buenos resultados, intentan imitar esta idea de negocio con el único propósito de generar ingresos. Cuando estás en Internet no te puedes dar este lujo porque la gente sabrá que no haces las cosas con agrado y te ignorarán de inmediato.

Para emprender online, es obligatorio hacerlo con algo que te apasione y que te motive, no vale imitar a nadie o hacerlo porque es una buena idea, necesitas amar lo que haces para que la gente se contagie de toda esa pasión. Obviamente es importante crear algo que tenga demanda en el mercado y que las personas necesiten, por eso hay que irse por un término medio, hacer algo que nos guste pero que también le guste a muchas personas.

No es una opción, si no aportas valor a las personas de tu comunidad no existes en la web. Pero no me malinterpretes, aportar valor no significa crear un producto que satisfaga una necesidad determinada, en la web, aportas valor como tú quieras, ya sea creando guías, videos, revistas, libros, o cualquier producto digital, pero más allá de satisfacer o cubrir una necesidad debe inspirar a la comunidad, debe mostrarles que se puede llegar lejos con ideas y con mucha actitud.

8. Puedes automatizar tu idea fácilmente

Hay que aceptarlo, cuando uno crea un negocio es para ganar dinero sin tener que estar presente 25 horas al día y muchas veces esto no ocurre. Para que un negocio funcione hace falta mucha dedicación, eso nadie lo niega, pero el objetivo principal de muchos es tener un negocio para no trabajar. En Internet, esto se logra con más facilidad.

Debido a que el mundo está híper conectado y que es muy simple contactar a la gente del otro lado del planeta, un negocio online se puede automatizar sin tantas barreras. Obviamente requiere trabajo duro, dedicación y disciplina, pero es más fácil hacerlo online que hacerlo offline.

Un negocio bien estructurado en Internet, con contenidos interesantes y una buena estrategia de marketing online, te garantizarán el estilo de vida con el que en vedad sueñas, tener libertad y dinero.

Otra ventaja de los negocios digitales es que puedes generar ingresos pasivos como libros, diseños o cursos y, si a esto le sumas una gran estrategia digital utilizando tu blog o tu web como soporte, puedes generar bastantes ingresos, muchos más que con un trabajo normal.

9. Conoces más personas que comparten tu visión

Como lo había dicho antes, una de las mayores ventajas de emprender online es que puedes crear una comunidad que comparta tu visión y que te ayude y te aporte nuevas cosas. Esto no solo te beneficia a nivel profesional, también lo hace a nivel personal porque puedes conocer nuevos amigos y organizar un grupo que quiera lograr lo mismo que tú. Kiyosaki llamaría a esto apalancamiento, pues utilizas todo su potencial para ampliar tu éxito.

Lo mejor que puedes hacer para evidenciar esto es crear alguna conferencia con tus seguidores, cuando lo hagas entenderás que hay muchas más personas como tú que quieren devorar el mundo con sus ideas y tienes la posibilidad de crear un equipo ganador para emprender nuevos proyectos.

10. Te encuentran en Google

Una de las mejores cosas que te pueden pasar es que busques tu nombre en Google y te arroje resultados increíbles. Mientras tus amigos buscan su nombre y solo aparecen pendejadas, tú verás como los motores de búsqueda te amarán con el tiempo y podrás beneficiarte mucho de esto. Requiere tiempo sí, pero algún día podrás sentir esta satisfacción.

Además hay que aceptarlo, googlear a alguien se ha convertido en una acción básica e indispensable y, no importa lo bueno que seas ni las cosas que hagas, si alguien googlea tu nombre y aparece un stripper puede que tengas problemas.

Si Google arroja resultados buenos sobre ti y tus proyectos es un factor que te indicará que tu marca personal está posicionada y que es una marca fuerte.

Estas son las 10 razones para ser un emprendedor digital que he encontrado en este corto tiempo que llevo haciéndolo. Pero más allá de cualquier razón, lo que decide si emprendes o no es tu pasión y tus ganas de hacer algo que perdure. Así que no te detengas, sigue tu instinto y descubre hasta dónde puedes llegar.

Ayúdame con esto, si eres emprendedor digital cuéntame las razones que te llevaron a tomar este camino. Un gran saludo desde Colombia.