La guerra entre las aplicaciones de mensajería parece que ha llegado a su fin, al menos de momento, porque tenemos un claro vencedor: WhatsApp ha alcanzado 800 millones de usuarios activos, según ha declarado su CEO Jan Koum en su perfil de Facebook.

La cifra supone un crecimiento de un 33 por cien desde el pasado mes de agosto y se estima que para finales de 2015, el programa de Facebook podría alcanzar los 1.000 millones de usuarios.

Por si fuera poco, como indica Jan Koum en su mensaje, “usuarios activos” no es lo mismo que usuarios registrados, y parece querer subrayar que las cifras que otras aplicaciones similares dan de usuarios pueden ser confusas, ya que muchos instalan aplicaciones de este tipo como segunda opción o como respaldo, pero apenas tienen después uso.

En las últimas semanas y meses, WhatsApp ha dado además un fuerte impulso a su aplicación introduciendo WhatsApp para la web para usar el programa desde un navegador, las prometidas llamadas IP (que de momento sólo están disponibles en Android pero podrían llegar en breve a Windows Phone), un rediseño también en la versión para Android, y se espera que en breve llegue la copia de seguridad en Google Drive que al parecer ya se ha introducido en las versiones alfa.

Así, poco a poco, WhatsApp se ha ido puliendo y completando sin añadir publicidad, ni otros sistemas para rentabilizar la aplicación, que destaca precisamente por esta sencillez.

Según señaló el año pasado Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, el programa de Jan Koum será un activo rentable para la compañía cuando alcance los mil millones de usuarios, y parece que el hito está ya muy cerca de alcanzarse.

La guerra entre las aplicaciones de mensajería parece que ha llegado a su fin, al menos de momento, porque tenemos un claro vencedor: el ubicuo WhatsApp de Google ha alcanzado 800 millones de usuarios activos, según ha declarado su CEO Jan Koum en su perfil de Facebook.

La cifra supone un crecimiento de un 33 por cien desde el pasado mes de agosto y se estima que para finales de 2015, el programa de Facebook podría alcanzar los 1.000 millones de usuarios.

Por si fuera poco, como indica Jan Koum en su mensaje, “usuarios activos” no es lo mismo que usuarios registrados, y parece querer subrayar que las cifras que otras aplicaciones similares dan de usuarios pueden ser confusas, ya que muchos instalan aplicaciones de este tipo como segunda opción o como respaldo, pero apenas tienen después uso.

En las últimas semanas y meses, WhatsApp ha dado además un fuerte impulso a su aplicación introduciendo WhatsApp para la web para usar el programa desde un navegador, las prometidas llamadas IP (que de momento sólo están disponibles en Android pero podrían llegar en breve a Windows Phone), un rediseño también en la versión para Android, y se espera que en breve llegue la copia de seguridad en Google Drive que al parecer ya se ha introducido en las versiones alfa.

Así, poco a poco, WhatsApp se ha ido puliendo y completando sin añadir publicidad, ni otros sistemas para rentabilizar la aplicación, que destaca precisamente por esta sencillez.

Según señaló el año pasado Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, el programa de Jan Koum será un activo rentable para la compañía cuando alcance los mil millones de usuarios, y parece que el hito está ya muy cerca de alcanzarse.