La compañía de Microsoft ha logrado una cuota baja en el mercado a pesar de tener una buena plataforma como lo es Windows Phone pero lo falta de aplicaciones no permiten que los usuarios de otros sistemas como iOS o Android estén dispuestos a cambiar. Sin embargo espera que esto cambie con el lanzamiento de Windows 10 en los próximos meses, una plataforma universal que estará disponible para móviles. 

A pesar de no temer grandes resultados con Windows Phone ha obtenido venta con los móviles Lumia confirmando que durante el primer trimestre del año ha logrado vender mas de 8.6 millones de unidades de smartphone Lumia por lo que es un aumento del 18% en comparación al año pasado. 

Lo que llama la atención de Microsoft es que no posea un dispositivo que se convierta en un smartphone insignia, como por ejemplo Samsung que tiene al Galaxy S. La empresa ha dejado claro que no tiene intención de desarrollar un móvil de gama alta por lo que seguirán con gama baja y media. Y que realizarán un smartphone insignia después del lanzamiento del Windows 10, es decir, en el tercer trimestre del año pero esto no es algo próximo.