Fue un 22 de abril de 1990 cuando, abordo de la nave espacial Discovery, el telescopio Hubble rompía su paso a través de la atmósfera terrestre para luego establecerse en su actual órbita a 550 km sobre la superficie de nuestro planeta y mostrarnos a través de sus "ojos", las maravillas que existen en el universo.

El Hubble, que da la vuelta a la tierra cada 97 minutos, ha sido capaz desde que entró en órbita, de observar lugares tan recónditos y lejanos del universo, que se hallan a distancias mayores de 13 mil millones de años luz de nuestro planeta.

Según la NASA, "El lanzamiento del telescopio Hubble marcó el avance más significativo en la astronomía desde el telescopio de Galileo".

Son varios los logros conseguidos por el telescopio Hubble, entre ellos podríamos destacar el revelar la edad exacta del universo, el cuál oscila entre los 14,000 millones y 16,000 millones de años.

El Hubble es el primero telescopio óptico  que se ha lanzado a la espacio, y desde su lanzamiento ha realizado 1.2 millones de observaciones.