Los trajes de baño femenino siempre han tenido una evolución bastante previsible, y es que cada vez iban portando menos tela y dejaban más piel al aire de forma que el moreno hiciese más mella en la piel. El último paso de esta evolución ha sido con los microbikinis. Los cuales han significado una verdadera revolución social en algunas partes del globo. Las características de estos micorbikinis, además del hecho de tener poca tela como ya bien sabe todo el mundo, es que permiten a las mujeres que lo usan, estar más frescas en los calurosos días de verano y sobre todo disminuyen a casi nada la marca blanca dejada por el sol, ya que al tener muy poca tela, la mayoría de la piel de todo el cuerpo está expuesta a los rayos de sol. 

Origen de los bikinis:

No fue hasta finales del Siglo XVIII, que la gente empezó a bañarse en la playa de la forma en la que hoy en día lo hacemos, siendo casi un tema social incluso. A finales del siguiente siglo se sabe que ya se usaban trajes de baño especializados en ello, para ambos sexos, aunque como es de suponer era una especia de mono de trabajo súper incómodo y que daba muchísimo calor más que quitarlo. Pasó el tiempo y no fue hasta la década de los 30 del Siglo XX cuando las mujeres empezaron a tumbarse en la playa con el objetivo de tomar el sol y ponerse algo morenas ya que por aquellos años ya se empezaba a considerar mínimamente aceptable llevar un pequeñísimo escote, y eso era lo poco de sol que tomaban las mujeres, no era como ahora.

El bikini clásico tardó más en llegar, exactamente en 1.946, justo después de la Segunda Guerra Mundial. Un diseñador se lo sacó de la chistera y empezó toda una revolución social, y cuyas prendas fueron evolucionando hasta los días de hoy donde incluso está habiendo una segunda revolución social en esto de la moda de baño femenina, y es donde entran los aclamados microbikinis, los cuales han venido para quedarse y es más que seguro que cada vez veamos más y más microbikinis en las playas de todo el mundo.

Una vez explicada la evolución desde los bikinis hasta los mejores microbikinis, cabe decir que hay varios tipos de microbikinis, desde un bikini clásico hecho con pequeños hilos, hasta algunos diseños especialmente diseñados para modelos de forma que sean muy provocativos y polémicos, con el único fin de atraer miradas y noticias de periódico.