Los servidores VPS SSD son de alta velocidad en lectura de disco y escritura debido a que poseen discos SSD que permiten una productividad cinco veces mejor que el disco duro rígido tradicional y una conexión de 100Mbps. El VPS funciona a través de una infraestructura compartida, es decir que comparte información dispositivos de la misma serie. 

El vps ssd de calidad tratándose de una máquina virtual con acceso root donde se obtiene una gran variedad de recursos para un mejor funcionamiento depende del “IOPS” que significa “Input Output Packets per Seconnd” y estos a la vez dependen de la capacidad del disco duro, por lo tanto mientras más IOPS pueda gestionar el VPS se obtendrá un rendimiento óptimo.

Estos servidores muy pocas veces presentan fallas, sin embargo surgen problemas cuando el disco duro es mecánico ya que están compuestos por platos giratorios y una aguja que se traslada a una misma posición para poder leer o escribir información que se le haya requerido, por tanto esta aguja no realiza dos acciones a la vez. 

Para la solución de este inconveniente hay dos opciones; la primera es introducir más discos mecánicos al pool de discos obteniendo de esta manera un RAID – 10 que consiste en la distribución de las tareas a cada uno de los discos mejorando así la productividad del VPS.

La segunda opción es más sencilla ya que se basa en la adquisición de los nuevos discos “Solid State Disks” (Discos de estado sólido) o como comúnmente se lo conoce SSD, estos aparatos utilizan un chips de memoria para guardar o almacenar datos.

Los servidores VPS SSD son recomendables a pesar de que el disco SSD consume entre 50.000 IOPS e incluso llega hasta 300.000 IOPS, lo cual no afecta su velocidad ni rendimiento teniendo como resultado una excelente productividad.