Con casi 900 millones de usuarios en el mundo, Line y Whatsapp se posicionan como las aplicaciones líderes de mensajería instantánea, sin embargo, ambas presentan características claramente diferentes.

Los usuarios de estas vías de comunicación inmediatas hacen su elección de acuerdo a su personalidad, si a una persona le gusta lo sencillo, simple pero eficaz elegirá Whatsapp debido a su diseño estándar que ofrece una pantalla de contactos, conversaciones y chats; la foto que se puede elegir como fondo es lo más cercano a crear una relación de identidad con el usuario.

Por otro lado, los usuarios pueden descargar line para moviles si les agradan los detalles y los emoticones ya que esta aplicación es más personalizada que la anterior porque permite compartir estados o noticias, e inclusive realizar llamadas usando los datos de Internet. Es difícil que los usuarios se aburran con esta aplicación.

Whatsapp ha sido en reiteradas ocasiones el blanco de los hackers mientras que su rival lo ha sido en menor escala. En fin cada aplicación presenta distintas opciones pero con un mismo fin, realizar una comunicación rápida y directa. 

La decisión será de los usuarios, si les gusta lo simple o lo personalizado.