En Argentina el dólar blue hoy bajó 8 centavos y se vende a $14,65 en el mercado informal, una diferencia abismal comparado con la cifra alcanzada de $15,95 cuando Juan Carlos Fábrega aún formaba parte del Banco Central de la República de Argentina.

Por su parte, la bolsa porteña conserva su tendencia bajista por octava sesión consecutiva, a pesar de los temores de que la economía global decrezca y produzca un decaimiento de los principales mercados de la región.

El dólar oficial se posesiona en $8,48, mientras que el dólar ahorro en $10,18 y el dólar turista en $11,45.

Con estas nuevas cifras se acortan las distancias entre el dólar oficial y el blue que mantienen una diferencia del 73%.

El diario Cronista de Argentina informa que “el contado con liquidación y el dólar MEP están en números negativos en lo que va de octubre y con casi nulas operaciones. Sin embargo, hoy mostraban un alza. El fuga operaba a $ 13,19 y el dólar bolsa a $ 13,53”.

Con la llegada de Alejandro Vanoli al BCRA, parece haber logrado su “pax cambiaria”, aunque no ha podido recuperar las pérdidas en reservas que han aumentado a más de 177 millones. 

El dólar blue, también conocido como dólar paralelo, es un eufemismo que utilizan en Argentina para referirse a la moneda estadounidense adquirida ilegítimamente en el mercado negro. 

Este término obtuvo relevancia y empezó a ser utilizado desde el 2011. Es un problema que le ha producido a la nación sudamericana un incremento de salida de divisas y un descenso de las reservas del Banco Central de la República de Argentina, organismo que junto a la Administración Federal de Ingresos Públicos, impuso trabas a la adquisición del dólar para impedir que su moneda (el peso) siga devaluándose. Aquello, en el gobierno de la Presidenta Cristina Fernández.