Desde tiempos antiguos, los seres humanos buscamos olores diferentes y fragancias que servían como ofrenda a divinidades, para disfrutarlos en rituales religiosos y aplicarlos en el cuerpo. Este concepto inspira libros, películas y los más extravagantes platillos gastronómicos. Un perfume puede contener desde 70 hasta 300 ingredientes, pero los básicos son: aceite esencial natural o esencia sintética, alcohol [o un emulsionante para los perfumes de bebés] y un fijador. En el 2013 se lanzaron en todo el mundo  1.380 perfumes. Suficientes para que estrenaras uno a la mañana, otro al mediodía y uno más por la noche durante un año entero. Pero no tienes que probarlos todos para elegir el mejor para ti.

La brasileña Danielle Barbizán, gerenta olfativa de Natura Cosméticos, asegura que nuestro gusto por los aromas es aprendido: «Un olor tiene un significado distinto para cada uno. Si es positivo o no, depende de tu experiencia personal. Por ejemplo si te pasó algo muy bueno y hubo un olor en ese momento, esa fragancia queda en tu memoria como algo positivo y viceversa». A continuación algunas claves.

¡QUÉ BIEN HUELES!

Existen diversas fragancias que se pueden clasificar en seis caminos olfativos. Según Barbizán estas pueden ser:

Cítrica. Con notas de limón, mandarina, naranja y pomelo. Son fragancias leves y volátiles. Se caracterizan por la frescura. Sus notas de salida se aprecian hasta los 30 minutos.

Herbal. La salvia, romero, comino y lavanda se combinan para dar origen a fragancias naturales y frescas, ideales en los perfumes masculinos. Sus notas de salida se disfrutan hasta los 30 minutos.

Floral. Predominan las notas de jazmín, rosas, gardenias, violetas y otras flores para mujeres finas y delicadas. A veces se agregan notas frutales y amaderadas. Para usar en verano. Sus notas de salida duran entre 30 minutos a 4 horas.

Frutal. Aquí encontramos una explosión de durazno, melón, sandía y maracuyá que dan lugar a los perfumes juveniles. Sus notas de salida se lucen entre 30 minutos a 4 horas.

Dulce. Con materias primas cálidas y cremosas como la leche, canela, vainilla y chocolate se combinan para crear fragancias masculinas y femeninas. Sus notas de salida se aprecian de 4 horas a más.

Madera. El pachulí, cedro, sándalo, roble y otras maderas originan aromas para personas sensuales y apasionadas. Se recomiendan usar en la tarde o noche. Sus notas de salida se disfrutan de 4 horas en adelante.

¿CUÁNTO DURA?

- Colonias. Concentración de esencia aromática: 2% Duración: 4 horas.
- Splash o spray corporal. Concentración de esencia aromática: 5-7% Duración: 4 horas.
- Agua de baño o Eau de toilette. Concentración de esencia: 10-14% Duración: 8 horas.
- Eau de parfum. Concentración de esencia: 15-17% Duración: 10 horas

BUEN OLFATO:

• No guardes tu frasco de perfume en el baño. La humedad, cambios de temperatura o luz solar podrían estropearlo. El mejor sitio para tus perfumes es el guardarropa. Una buena fragancia puede durar hasta 10 años.

• La anosmia es la pérdida del sentido del olfato. Al pasar los años perdemos la capacidad de reconocer rápidamente las moléculas aromáticas, por eso hay que ejercitar la nariz a diario, relacionar aromas a situaciones, personas o cosas.

• El olor también brinda sabor. Por ejemplo, cuando probamos un chocolate sin respirar, solo apreciamos un 30% de su sabor. Al respirar sentiremos una explosión en el paladar.

• El perfume es un accesorio y un cosmético a la vez porque completa tu look y se debe retocar cada cierto tiempo.

LA ELECCIÓN:

Existen dos momentos para escoger el perfume ideal:

Primero tienes que descubrir el mejor olor que agrade a tu memoria mediante las tiras olfativas, a dos centímetros de distancia. Si no puedes distinguir cuál te gusta más, huele tu piel limpia y vuelve a intentarlo. Ojo, es recomendable oler granos de café solo, si es que lo bebes diariamente.

Una vez elegida la fragancia, aplícala en tu piel. Espera unos segundos a que se absorba, que evapore el alcohol y huélela nuevamente. Elige la que combine mejor con tu esencia.