Es indiscutible que las profesiones relacionadas con el marketing digital están en pleno auge. No obstante, el ámbito de internet evoluciona a tal velocidad que comienza a ser imposible estar al día y destacar en todos los campos que abarcan el marketing digital. Eso ha generado una necesidad de especialización en los profesionales dedicados a este campo, cosa que hemos visto reflejada en las demandas del mercado laboral.

Así, el SEO y el SEM suponen las fuentes principales de tráfico para una página web, abarcando gran parte de los esfuerzos que las empresas dedican hoy en día al marketing digital.

Gracias al SEO podemos posicionar nuestra web en las primeras páginas de Google para las palabras que más nos interesen sin grandes presupuestos. Esto es muy atractivo para las empresas, no obstante, debido a los constantes cambios del algoritmo de Google el SEO es cada vez más complejo. Es por ello que el sector cada vez demanda perfiles más profesionalizados y con mayores conocimientos técnicos.

Por otro lado, la mayor parte del presupuesto que destinan las empresas al marketing digital va dirigido al SEM o publicidad online de pago. El Search Engine Marketing se ha establecido como una de las fuentes de captación más importantes para empresas de todos los sectores. Es por ello que cada vez se necesitan más profesionales cualificados que sepan optimizar este tipo de campañas al máximo para lograr un mayor alcance con un menor presupuesto.

Ante esta situación creemos que la formación en estos dos campos no sólo es una necesidad, sino que también supone un elemento diferencial en el desarrollo de estos perfiles profesionales.

Supone una apuesta segura en el desarrollo de estos profesionales.