El cristal de zafiro, sostenido por los analistas y observadores de la industria como un material extraño que es prácticamente indestructible, brilló por su ausencia en la pantalla del nuevo iPhone 6.

Fue un final decepcionante después de meses de rumores de que los nuevos teléfonos inteligentes de Apple contendrían dicho material de manera más amplia, pues ya se utiliza para ciertos componentes más pequeños del iPhone. La propia Apple desató la especulación después de que firmó un acuerdo valorado en US$578 millones con la fabricante GT Advanced Technologies para "la compra de bienes de zafiro," algo que hizo creer a muchos que esos "bienes" serían pantallas para el próximo iPhone de Apple o un nuevo dispositivo portátil.

Después de la introducción del iPhone 6 y el iPhone 6 Plus el martes, Apple reveló que optó por utilizar una pantalla de vidrio para cubrir su teléfono inteligente, el dispositivo móvil de más alto perfil en el mundo y el generador de ingresos más grande de Apple, reportando US$91,300 millones en ventas el año pasado. Corning, cuyo Gorilla Glass se ha utilizado en el iPhone desde que se lanzó por primera vez en 2007, no confirmó que se utilice su cristal en los nuevos iPhones, pero dijo que "sigue siendo un proveedor de Apple". El zafiro se abrió camino en el nuevo reloj de Apple, el Apple Watch, en la forma de cubierta de su pantalla, a pesar de que el uso es mucho más pequeño en tamaño de lo que sería en elsmartphone.

Los inversores, que han negociado acciones de GT Advanced durante gran parte del año, castigaron las acciones el martes, llevándolas a una baja de 13 por ciento. Tanto Corning como Apple cerraron sin grandes cambios.

"Es, definitivamente, visto como una decepción en el mercado global de zafiro", dijo Jonathan Dorsheimer, analista que cubre GT Advanced para Canaccord Genuity. Sin embargo, dijo que su empresa todavía espera que Apple eventualmente cambie a una pantalla de zafiro en sus teléfonos inteligentes. GT Advanced no quiso hacer comentarios el martes. Un representante de Apple no respondió de inmediato a una solicitud para hacer comentarios.

El zafiro cautivó al mundo de la tecnología, pues ofrece la posibilidad de proteger a los dispositivos de arañazos al tiempo que permite una pantalla más sensible al tacto. También se perfiló como un posible competidor para Corning, cuyo Gorilla Glass se utiliza ya en más de 2,700 millones de dispositivos en todo el mundo.

Si bien es probable que continúen las conversaciones sobre pantallas de zafiro en los teléfonos inteligentes, sigue habiendo dudas acerca de si el material va a ser capaz de salir del nicho móvil, como smartphones de lujo o superresistentes, para llegar al mercado masivo.

¿Por qué tanta alboroto sobre el zafiro?

El zafiro es duro. En la escala de Mohs de dureza mineral, el material se anota un 9 sobre 10, mientras que Gorilla Glass registra sólo un 6 ó 7. El material denso y cristalino es tan fuerte, que pocas cosas en el mundo en realidad pueden rayarlo, por lo que debe ser cortado y pulido usando diamante (que tiene 10 en la escala de Mohs y es el mineral más duro del planeta).

Mientras que los consumidores probablemente han oído hablar del zafiro como piedra preciosa, como un material natural que se utiliza en la joyería, la misma configuración química ha crecido de manera sintética por más de un siglo para muchos usos industriales y para las caras de ciertos relojes de lujo. En este momento, el zafiro es principalmente un jugador importante en la industria de la tecnología, sirviendo un papel esencial en la fabricación de diodos emisores de luz y chips de computadora de la radiofrecuencia.

Sin embargo, su reciente asociación con Apple elevó significativamente la visibilidad de este material. Sin las impurezas que le dan su color natural, la versión sintética de zafiro es transparente. Cultivado en hornos, se corta luego en rodajas finas y ese zafiro sintético se puede utilizar como una cubierta de la pantalla, que - gracias a su estructura cristalina - es extremadamente dura, resistente a la corrosión y capaz de soportar altas temperaturas.

Como inconveniente, el zafiro es más denso que el cristal, por lo que una cubierta totalmente de zafiro en un iPhone 5 sumaría un 9 ó 10 por ciento al peso del teléfono de 112 gramos, según Bernstein Research. El zafiro tampoco transmite la luz tan eficazmente como el vidrio, lo que podría drenar la vida de la batería más rápidamente, pues un dispositivo tendría que bombear más luz.

Conscientes de estos problemas, GT Advanced ya está tratando de hacer que las hojas de zafiro sean más ligeras y más delgadas de lo que son hoy. En este momento, sólo un puñado de fabricantes de dispositivos utilizan el material para pantallas de teléfonos . Por ejemplo, Vertu, de Gran Bretaña, fabrica teléfonos inteligentes de lujo con zafiro que vende en más de US$10,000. Kyocera, de Japón, ofrece el Brigadier, un móvil extraordinariamente durable por US$100 con un contrato de dos años, y Huawei dio a conocer el teléfono celular con zafiro Ascend P7 Sapphire Edition, aunque su precio no ha sido anunciado.



Gorilla vs Zafiro.

Los puntos de vista acerca de las fortalezas y las debilidades del zafiro varían ampliamente dependiendo de a quién le preguntes.

Corning, que repetidamente ha criticado el uso de zafiro como material para las pantallas de los dispositivos móviles, dice que sus pruebas demostraron que, si bien el zafiro es más difícil de rayar que su Gorilla Glass, el uso diario de una pantalla de zafiro producirá pequeñas grietas en el material. Esas grietas se pueden proliferar fácilmente y causar que la pantalla se rompa más fácilmente con el tiempo que si usaran Gorilla Glass. Al ser un gran productor de cristales industriales, Corning sabe muchísimo acerca del zafiro. Solía hacer tubos de electricidad a base de zafiro en los 1960s y 1970s, según Jeffrey Evenson, jefe de operaciones de Corning.

"Como tipos que trabajamos con materiales, creemos que Gorilla tiene mucho más potencial", dijo Evenson, y añade que el vidrio es mucho más fácil de manipular en distintas formas, como por ejemplo para terminar con una pantalla curva como la que vemos en el teléfono celular Samsung Note Edge.

El Apple Watch sí incluye una cubierta de zafiro.

Además, producir zafiro toma sustancialmente más tiempo que producir vidrio, unas "dos órdenes de magnitud" más, dice Evenson - y cuesta mucho más también. En febrero Bernstein dijo que una pantalla de zafiro costaría entre US$15 y US$30, mientras que una pantalla con Gorilla Glass cuesta US$3. Esa diferencia de precios podría poner presión en los márgenes de ganancias de Apple, cuyos márgenes ya de por sí van a la baja, o incluso podría aumentar el precio del dispositivo.

Un portavoz de Kyocera, John Chier , refuta la aseveración de que el zafiro es más susceptible al rompimiento en el largo plazo y dice que su dureza lo hace "muchísimo más resistente" a las microfracturas. Añade que la pantalla de su teléfono Brigadier es prácticamente a prueba de arañazos y rayones y se sostiene muy bien en caso de impacto. Además, la compañía intentó calmar las preocupaciones sobre la pesadez del material, enfocándose en un dispositivo fuerte que se dirige a los consumidores más interesados en durabilidad y no tanto en peso. Huawei, por su parte, dice que la suave superficie de su teléfono celular Ascend P7 hace que su dispositivo sea más agradable a la vista.