SEO Tienda Online

Nadie lo duda, el e-commerce es un sector en pleno crecimiento. Sin embargo, lograr hacerse un hueco en los primeros resultados de los motores de búsqueda cada vez es más difícil.

Ya no solo porque competimos con gigantes de talla mundial con recursos prácticamente ilimitados, es que además cada vez son más los pequeños negocios que deciden lanzar su propia tienda online.

Y, por ello, optimizar todos los factores de posicionamiento SEO es esencial para garantizar la captación de tráfico orgánico a nuestra tienda online.

1. La keyword research es una etapa crítica.

Como en la mayoría de acciones SEO que realizamos en Internet, la búsqueda y selección de palabras clave (conocida como keyword research) es una etapa crítica en nuestra estrategia. Es más, una mala selección de keywords comprometerá cualquier acción que realicemos a posteriori, por lo que conviene dedicar tiempo a elegir los términos más atractivos.

2. Garantiza la indexabilidad de tu tienda online.

Una correcta estructura es esencial para garantizar la indexabilidad de tu ecommerce. Si, por ejemplo, tu tienda online ofrece productos que caducan rápidamente (imagina, por ejemplo, un agregador de ofertas) asegurar una rápida indexabilidad por parte de los motores de búsqueda es esencial para optimizar la captación de tráfico de estos productos.

Por ello, es recomendable asegurar que las arañas de los buscadores pueden llegar sin problemas a todos los niveles de nuestra tienda online. Además, en cada ficha del producto conviene enlazar otros artículos relacionados a fin de garantizar que la araña de búsqueda llega a todos los artículos.

También podemos evitar enlazar aquellas páginas que no sean relevantes para el SEO (como puede ser, por ejemplo, el Aviso Legal).

Y, por último, podemos enviar un sitemap a los principales motores de búsqueda para ayudarles a indexar nuestros contenidos.

3. Crea contenido único para cada artículo y categoría.

Ya hay actualizaciones de Google orientadas específicamente a penalizar las tiendas online con contenido de baja calidad. Me explico: si como usuarios llegamos a una ficha de producto en el que tan solo hay una foto (pongamos que además es de mala calidad), el nombre del producto y su precio, la sensación que nos vamos a llevar será muy pobre.

Ese mismo razonamiento siguen los motores de búsqueda. Por ello, cada vez es más importante ofrecer contenido de calidad y original en cada ficha de producto. Puede que ello requiera una gran inversión, pero la recompensa merece la pena.

En este sentido, debemos tener mucho cuidado con el contenido duplicado. Por ejemplo, si tomamos por defecto la descripción del producto que ofrece el fabricante, estaremos duplicando el contenido y, lo peor de todo, es que si la marca es conocida seguro que muchos otros comercios electrónicos también estarán copiando el contenido.

4. Optimiza el contenido de tus artículos.

Al igual que haríamos con un artículo de blog, conviene optimizar el contenido que introducimos en nuestras fichas de producto. En este sentido deberemos prestar atención a:


La etiqueta title tiene que estar optimizada. No olvidemos que esta etiqueta es lo primero que indexan los motores de búsqueda al llegar a nuestra tienda online. Además de contener las palabras clave que deseamos posicionar (normalmente el nombre de nuestro artículo) deberemos intentar de que esta etiqueta sea atractiva y que su extensión no supere los 60-65 caracteres.

La meta description nos permite ofrecer mayor información a los motores de búsqueda. Además, por norma general, será por defecto la descripción que muestren los motores de búsqueda a los usuarios en sus resultados, por lo que incrementando su atractivo mejoraremos el CTR de nuestras páginas.

Un día en la sección de tecnología estaba mirando los portátiles en oferta de un sitio X cuando vi una URL así: mitienda.com/index.php/p9=/&%&&&, las URLs tienen que ser amigables para los motores de búsqueda y para los usuarios. En este sentido, aporta mucha más información una URL del tipo mitienda.com/teléfonos/Samsung.

La densidad semántica de las palabras clave deberá estar comprendida entre el 2% y el 5% del total

5. Cuidado con las tags.

Tanto las tags como las categorías simplifican (y mucho) la navegación por nuestra página web dado que el usuario podrá encontrar fácilmente contenido relacionado.

No obstante, la creación de tags debe regirse por una estrategia bien definida. Por ejemplo, si creamos tags sin ningún tipo de control, terminaremos teniendo infinidad de etiquetas para categorizar el mismo contenido (por ejemplo: pelotas, bolas, balones etcétera) generando un serio problema de contenido duplicado.

6. No todo el contenido es texto.

La falta de confianza y de seguridad es un problema endémico en Internet y, por ello, debemos ofrecer al usuario sensaciones de seguridad.

En este sentido, no solo es importante optimizar nuestro texto. Si en nuestra tienda online tenemos imágenes despixeladas o mal integradas con el texto, perderemos oportunidades de venta y, además, estaremos enviando a los buscadores señales de mala calidad.

7. Implementa ya los schema en tu tienda web.

Los schema son fragmentos de código que facilitan a los motores de búsqueda la comprensión de nuestro sitio web.

Además, los buscadores son capaces de enriquecer sus resultados de búsqueda en base a estos fragmentos de contenido. Por ejemplo, si en nuestra página hay un vídeo podemos conseguir que se muestre enriqueciendo nuestros resultados. Y parecido ocurre en el caso de tratarse de una ficha de producto: podemos enriquecer los resultados de búsqueda con su imagen e información tan relevante como su precio.

Los dispositivos móviles (tanto Smartphones como Tablets) han mostrado una expansión sin procedentes. Prácticamente la totalidad de los usuarios que tienen un dispositivo móvil lo utilizan a diario para navegar… y gran parte de ellos lo usan para buscar productos o comparar alternativas.

Por ello, ofrecer versiones adaptables a estos dispositivos es ahora más importante que nunca. Además, no podemos olvidar que estos dispositivos tienen sus propias limitaciones, entre ellas, una potencia muy inferior y una pantalla mucho más pequeñas. En consecuencia, si no conseguimos satisfacer las necesidades de esta clase de usuarios perderemos clientes que, en verdad, quieren comprar nuestros productos.

8. El problema de los productos caducados.

La gestión de los productos caducados es un gran problema para la mayoría de las tiendas online. Si simplemente borramos las fichas de estos productos, generaremos un error 404.

Debemos prestar especial atención a esta cuestión. Y, para ello, hay numerosas opciones cuya idoneidad dependerá de cada caso concreto.

Por ejemplo, si el producto ha sido sustituido por una nueva inversión, podemos optar por redirigir el viejo producto al nuevo. Si, por el contrario, el producto va a desaparecer definitivamente, podemos redirigir su página a la categoría a la que pertenece.

9. Los comentarios y las redes sociales como fuente de garantía.

Los comentarios y los votos positivos de otros usuarios ofrecen a los potenciales clientes una seguridad adicional. Por ello, conviene incluir en las fichas de producto el testimonio de clientes que han quedado satisfechos con nuestro producto.

Y también podemos incluir botones sociales en nuestras fichas de producto. De ese modo, no solo conseguiremos multiplicar su difusión, es que además estas señales serán vistas como indicadores de la calidad del producto.

En definitiva, optimizar tu tienda online es esencial para garantizar la captación de tráfico y, en definitiva, para conseguir conversiones orgánicas. Y, en este sentido, saber cómo optimizar nuestra tienda online es esencial para aprovechar todas las oportunidades.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo y déjanos tu comentario!