Internet de las Cosas

Facebook, el navegador Opera Mini o el juego Pou encabezan la lista de aplicaciones para dispositivos móviles más utilizadas en España, de acuerdo con los datos del informe del software del primer semestre del año publicado por Softonic. En el caso del PC, los programas más comunes son aTube, descargar Ares gratis y el navegador Google Chrome.

La compañía ha hecho un análisis de los casi 900 millones de descargas registradas durante el primer semestre del año con el objetivo de conocer mejor cuáles son las preferencias de los usuarios y hacia dónde se dirige el futuro del sector.

Los resultados del informe revelan que, en general, el software en español más descargado por los usuarios que acceden desde la web son los programas para la descarga de archivos y los juegos, seguidos por el software de utilidades, de vídeo y de seguridad.

Estos datos evidencian una clara tendencia hacia el software de utilidad para los ordenadores de sobremesa, es decir, aquellos programas que se usan cada día para hacer las funciones más básicas: navegadores web, antivirus, software de seguridad y procesadores de textos son un ejemplo de ello.

En el caso de quienes realizan descargas desde su móvil o tablet, las aplicaciones de comunicación y mensajería, los juegos y las apps para ver vídeos o escuchar música, concentran la mayor parte de las descargas. En este sentido existe una clara diferencia en el caso de los usuarios de dispositivos móviles, que se decantan por las aplicaciones de entretenimiento. De este modo, mientras los PCs se utilizan como herramienta de trabajo, actualmente los teléfonos móviles y tablets se orientan más al ocio.

En materia de accesos, la mayoría de usuarios de PC (91,3%) acceden a la web desde un ordenador con sistema operativo Windows mientras que quienes lo hacen desde dispositivos móviles, navegan desde smartphones o tablets Android (31,3%), Windows (27%), Java (19,9%) y Blackberry (9,3%), entre otros sistemas.

El estudio también detalla cuáles son las ciudades españolas donde se concentra el mayor número de descargas de programas y aplicaciones. Los últimos datos revelan que los usuarios más activos se encuentran en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga.

El futuro es móvil.

El presente y el futuro del software está en los dispositivos móviles, en línea con la necesidad de movilidad de los usuarios. Aunque actualmente predominan las aplicaciones relacionadas con el entretenimiento y lo más común es disponer de gran cantidad de juegos, software de comunicación y mensajería así como de vídeo y audio, también han aumentado aquellas aplicaciones relacionadas con las tareas básicas.

De este modo, cada vez más usuarios utilizan los dispositivos móviles no solo como una herramienta para el ocio sino también para llevar a cabo aquellas tareas propias de un PC de sobremesa clásico.

A medida que este tipo de uso crezca, existirá una mayor demanda de funcionalidades que permitan más facilidad de uso y productividad. Un claro ejemplo de ello es la reciente suite de productividad de Google, que ha lanzado tres nuevas aplicaciones para editar documentos, hojas de cálculo o hacer presentaciones.

En el caso de las aplicaciones de comunicación, tan comunes en los smartphones y tablets de cualquier usuario, aunque la efectividad sigue siendo la principal preocupación, se prevé que este tipo de apps continúen evolucionando para ofrecer funcionalidades mucho más complejas. En relación a este tema, Fabrizio Ferri-Benedetti, editor de Softonic, afirma que: "estamos asistiendo al nacimiento de apps de comunicación especializadas en actividades concretas que complementan a las más generales, como WhatsApp o LINE. Wallapop para el comercio de objetos usados, Udemy para la formación sin intermediarios o Secret para comunicarse de forma anónima, son ejemplos de esta tendencia".

El futuro de las apps también se verá influenciada por la economía colaborativa y la que se mueve a través de cauces todavía no regulados. Apps como Airbnb, Uber o Lyft son solo parte de la larga lista de servicios que permitirán alquilar, comprar, vender o compartir en cuestión de minutos y sin usar el PC.

Según Fabrizio "Cada vez más apps buscan actuar en áreas como la educación o la salud. Gracias a la llegada en masa de los dispositivos wearable, las apps que cuidarán de nuestra salud experimentarán un crecimiento espectacular en todos los mercados".

Por último, y debido a los recientes casos de brechas y fallos de seguridad sufridos por grandes compañías este año, la garantía de seguridad seguirá siendo la prioridad dentro del sector. Los expertos prevén el nacimiento de apps que facilitarán el acceso a las tecnologías de protección de la privacidad, cuya introducción en el mercado tendrá una gran repercusión social.