Según un escueto reporte de la agencia Reuters, la división de televisores de la coreana Samsung anunció que abandonará su negocio de producción de paneles de plasma, citando como principal razón la decreciente demanda global de televisores con esa tecnología.

Mediante un comunicado de prensa, la empresa señala que concentrará sus recursos en sus negocios de energía y materiales. Además, se agrega que el próximo 30 de noviembre cerrará todas las operaciones relacionadas con la producción de pantallas de plasma.

La web CNet recuerda que, tras este |anuncio, el único gran jugador que quedaría comercializando este tipo de televisores en el mercado es la otra coreana, LG. Sin embargo, prevén que en un futuro no muy lejano esta empresa también deje de usar esta tecnología que, a la vista de la industria, parece ya obsoleta.