El uso de la tecnología siempre puede tener dos vertientes, la positiva y la negativa. Puede ser usada para bien o para mal. Tal como es el caso de los autos que no necesitan conductor, diseñados por Google.

El sitio The Guardian informa que en el FBI no ven viable la comercialización del los vehículos autónomos. A finales de mayo, Google acaparó las miradas al presentar el prototipo de un auto que se conduce sin necesidad de un ser humano. Los expertos y diseñadores del auto piensan que estos autos dominarán la oferta de transportes en el futuro. Sin embargo, el organismo estadounidense no cree que sea seguro poner al alcance de la población este tipo de vehículos.

¿Por qué razón? Menciona que este tipo de autos representaría un alto riesgo para la seguridad de su país, debido a que podrían servir como armas para los terroristas. Los delincuentes podrían utilizarlos para realizar fácilmente los delitos, como por ejemplo, dispararle a las autoridades sin problemas mientras el vehículo emprende la huida de forma automática.

El mayor temor del FBI reside en que posibles terroristas obtengan uno de estos autos, lo llenen de explosivos y lo programen para ser una bomba, afirma el diario inglés.