hover_share

Con tecnología basada en los Pressman -reproductor portátil de periodistas- Sony creó el primer Walkman quitando de los hombres sus grandes grabadoras (boom-box), dando paro a la reproducción de cassette.

De manera estereofónica salió a la venta el 1 de julio el primer Sony Walkman TPS-L2, logrando la venta de 30 mil aparatos Walkman con un costo de 150 dólares cada uno en menos de un mes.

Luego de esto los Walkman evolucionaron sacando una versión deportiva en el año de 1983 en color amarillo, que además era resistente al agua y a los golpes. 

De igual manera salió un Walkman compacto, puesto que era más ligero y pequeño, del tamaño del cassette que reproducía. 

Poco tiempo después se creó el CD-Walkman D-50 que era capaz de reproducir discos compactos, y así las tecnologías de reproducción musical fueron creciendo y para el 2010 Sony decidió que ya no vendería más Walkman de cassette.