GRANADA, ESPAÑA.- El joven de 15 años apuñalado la tarde del jueves continúa ingresado en la UCI. Su estado de salud es grave aunque se encuentra estabilizado, según han comentado fuentes sanitarias consultadas, que reiteraron la presencia de heridas lacerantes en el bazo y riñón.

La hoja del cuchillo de 27 centímetros utilizada por el agresor tocó de refilón esos dos órganos vitales, pero no se llegó a clavar en los mismos. 

En principio, la vida de este adolescente de 15 años no corre peligro, aunque el mero hecho de continuar en UCI es un síntoma para no aventurar diagnósticos que pueden cambiar en cuestión de segundos. 

Por su parte, el presunto agresor continúa en los calabozos de la comisaría de Policía Nacional a la espera de pasar a disposición judicial. 

Hay otros cuatro adolescentes más identificados, así como una joven de 18 años, actual pareja sentimental del único detenido.

El enfrentamiento registrado el jueves a espaldas de la estación de autobuses se fue gestando, presuntamente, desde muchos días atrás a través de mensajes de 'whatsapp' que iban dirigidos al presunto agresor. 

Los mensajes le invitaban a no continuar la relación con una joven y a no interponerse en un presunto noviazgo que ya estaba roto, entre la fémina de 18 años y un adolescente de 16. En esos mensajes supuestamente se lanzaban amenazas si no se ponía fin a esa relación sentimental. 

Un simple clic en descargar wasap fue el causando de que en principio todo apuntaba a una niñería entre adolescentes, pero acabó demasiado mal. (Agencias)