Octubre de 2011 fue escenario del nacimiento de BlueStacks, un completo emulador que permitía emplear las aplicaciones de Android en una PC con Windows. Un año después, un acuerdo con AMD planteó un desembarco más completo, que incluso se extendió a equipos Apple.

La siguiente idea de la industria fue permitir que los usuarios corrieran Windows o Android. Un ejemplo de ello fue la Asus Transformer Book Trio, que emplea dos procesadores para permitir intercambiar entre uno y otro sistema operativo: Intel Core para el modo Windows y un Atom para cuando se desee ejecutar Android.

Ahora, luego de los rumores, Intel confirmó durante el Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas que todo era cierto: llegó la era de las computadoras capaces de emplearWindows y Android sin necesidad de instalar software extra alguno.

A diferencia del equipo de Asus que necesitaba de dos procesadores, Dual OS requiere solo uno para ejecutar Windows y cambiar a Android tan solo apretando un botón.

El equipo que Intel empleó para hacer su demostración fue la Asus Transformer Book Duet, equipada con Windows 8.1 y Android Jelly Bean. Con una pantalla táctil de 13,3'', el dispositivo corre con un Intel Core i3, i5 o i7, 4GB de RAM, almacenamiento flash por 128GB. Al emplearla como una ultrabook, el almacenamiento trepa hasta 1TB.

En el teclado que permite convertirla en portátil se encuentran además puertos USB 3.0 y 2.0, HDMI y ranura para microSD.

El precio del equipo parte de los u$s599, dependiendo de las opciones en procesadores y almacenamiento.

Intel por ahora no dio detalles sobre cómo interactuarán Windows y Android, ni tampoco sobre las posibilidades de comunicación con los dispositivos móviles del usuario. Lo cierto es que la iniciativa podría llegar a afectar el desarrollo de aplicaciones para el sistema operativo de Microsoft. (Infobae)