La batalla de las empresas tecnológicas parece haberse trasladado a las muñecas en 2013, algo que parece extenderse en 2014. Los rumores de un smartwacth de Apple surgieron en 2012; si bien la firma de la manzanita nunca lanzó el dispositivo, sí lo hicieron varias marcas, como Sony, con su SmartWatch 2; Samsung, con su Galaxy Gear y Qualcomm, con Toq.

El prototipo de Pebble se presentó a comienzos del año pasado, en CES 2013. La empresa homónima luego realizó una campaña en Kickstarter para financiar su producto. Al cabo de semanas, el proyecto había reunido u$s10 millones. Luego de algunas idas y vueltas, finalmente salió a la venta y despachó más de 300.000 unidades, según sostuvo la empresa.

Ahora Pebble va por más y presentó en la edición 2014 de CES el Pebble Steel, el segundo reloj de la compañía. Con un cuerpo de acero inoxidable más fino que su antecesor, se convirtió en la pieza "más refinada" que buscaba crear la empresa.

El Pebble Steel tiene pantalla ePaper de 1,26 pulgadas (con resolución 144 x 168), protegida por Gorilla Glass y pesa 47 gramos. El reloj viene en un acabado en acero o en negro mate y viene con correas tanto metálica como de cuero para que el usuario pueda elegir según la ocasión.

El nuevo reloj es resistente al agua, al igual que la primera versión, y su batería dura entre cinco y siete días. Viene equipado con el sistema operativo propio del dispositivo, Pebble 2.0, y es compatible con smartphones Android y iPhone, a los que se conecta vía Bluetooth de bajo consumo de energía.

La empresa tiene previsto lanzar una tienda de aplicaciones pensadas para sus relojes, que estará lista hacia finales de enero y que centralizará todas las apps para los dispositivosPebble. Se podrá acceder a ella desde la aplicación específica que los usuarios descargan en su teléfono para vincularlo con el reloj.

El Pebble Steel saldrá a la venta el 28 de enero y costará u$s249 en los Estados Unidos; elPebble original continuará a la venta por u$s150.