Los usuarios chinos de Internet están ahora obligados a registrar sus nombres reales para subir videos a sitios chinos, según ha dicho el organismo oficial. El Partico Comunista aprieta así más su control sobre la Red y los medios de comunicación para suprimir el "sentimiento» antigubernamental". 

La nueva regla se ha implementado para "evitar el contenido vulgar, la violencia exagerada y contenido sexual en videos por Internet que tienen un efecto negativo en la sociedad", dijo la Administración Estatal China para la Prensa, Radio, Cine y Televisión a través de su página web. 

Esta directriz, según se apunta en el comunicado, está dirigido a "dramas online, películas cortas y otros programas en línea". La Administración no dio más explicaciones sobre la normativa. 

El Gobierno Chino quiere apretar más el brazo de la censura ya que los sitios en línea de vídeos son a menudo un imán para los comentarios y críticas sobre temas sociales en China. También sirven para señalar la corrupción, el abuso y las injusticias de las autoridades chinas. (Globovision)