La Comisión Internacional de Electrotécnica (IEC, según sus siglas en inglés), encargada de fijar estándares en la industria, publicó las especificaciones técnicas para avanzar sobre la construcción de un único tipo de cargador para notebooks.

De acuerdo con las estimaciones de ese organismo, cada año se generan medio millón de toneladas en cargadores, cifra equivalente a medio millón de autos.

La intención es entonces lograr lo mismo que la industria móvil, que después de varias disputas adoptó el microUSB como conector universal para celulares. Fue la misma IEC la que propuso en 2011 la creación del estándar, algo que fue aprobado pocos meses después.

En la actualidad, salvo Apple que emplea tecnología propia con su Lightning, el resto ofrece esa conexión y evita a los usuarios inconvenientes para encontrar fuera de su casa un cable compatible con su teléfono. Y lo más importante: ayuda a detener la generación de basura electrónica, que se calcula crecerá un 33% hasta 2017.

HP presentó una portátil que emplea microUSB como conector, producto que finalmente debió ser retirado a causa de sobrecalentamiento durante la carga de la batería.

"La nueva especificación de la IEC abre un camino a reducir significativamente la cantidad de basura electrónica y permite a los usuarios tener un solo tipo de cargador para una amplia cantidad de portátiles", dijo el organismo en un comunicado.

Resta ahora que las empresas fabricantes de computadoras portátiles alcancen un acuerdo y finalmente pongan en práctica la creación de un único tipo de cargador para sus productos.