“TI Híbrida”: Mayor Agilidad para el Negocio

Auspiciado por: advertise here

Las exigencias de la transformación digital hacen que la disponibilidad y la agilidad de la infraestructura de TI (Tecnología de la información) se estén convirtiendo en aspectos esenciales para subsistir y competir en un mercado en donde incluso muchos de los paradigmas tradicionales van quedando en el pasado. Para responder a los requerimientos de este cambiante escenario de negocios, el Cloud Computig se ha convertido, sin duda, en una opción prácticamente imprescindible para las empresas de todos los tamaños y sectores.

En este contexto, la nube ha ido abriendo paso también al nuevo concepto de “TI híbrida”, tendencia que busca combinar lo mejor de las soluciones tradicionales on-premise con las basadas en la nube y que se perfila como clave para el presente y futuro cercano, ya que, como afirma la consultora Gartner, muy pronto –en 2020– será muy extraño encontrar empresas que no hayan adoptado el Cloud en algún ámbito de sus TI. 

Acorde a los datos de una investigación realizada recientemente por TechTarget y que consideró a más de 170 profesionales del área, los tomadores de decisión de las empresas están preparando sus redes para poder usarlas efectivamente en una arquitectura de TI hibrida, en donde se pueda obtener una mayor flexibilidad de los recursos privados junto con los basados en la nube para lograr un mejor desempeño operativo general.

De acuerdo al mencionado estudio, la agilidad (59%) es la principal motivación para adoptar una TI híbrida, seguida por el alineamiento entre TI y negocio (53%), la disponibilidad o performance de la aplicación (42%) y la seguridad (37%).

La TI híbrida materializa la aspiración de alinear al máximo la TI con el negocio, pero también posibilita, a través de los servicios basados en la nube, lograr la máxima sintonía y eficiencia para responder ante necesidades inesperadas o ciclos especiales del negocio, ya que puede incrementar capacidades o distribuir cargas de trabajo de manera más ágil, tal como lo exige la digitalización actual. 

En este sentido la TI híbrida se destaca antes que todo por ayudar a mejorar el negocio y por su capacidad para facilitar la gestión de la infraestructura de TI. “Una arquitectura de TI híbrida es más escalable y brinda, en general, una mayor fiabilidad y seguridad, siendo una característica destacada su mayor capacidad para lograr una gestión simplificada y un mayor nivel de automatización”, afirma David Iacobucci, director de ventas de Level 3 en Chile.

La Tecnología de la Información híbrida combina lo mejor de dos mundos que algunos veían como separados y hace posible que muchas compañías que, por razones de seguridad o regulación deben mantener sus datos críticos en sus propios servidores, puedan hoy contar con una arquitectura más flexible y que, además, mejora los niveles de redundancia mientras permite desplegar nuevos servicios de TI con mayor rapidez, abriendo el paso a la innovación sin límites.