Cirugía plástica, la nueva tendencia entre hombres millennials

Publicidad advertise here

Los procedimientos cosméticos despiertan creciente interés entre los hombres millennials, según un nuevo informe del sector.

El 31 por ciento de los hombres dijo que era muy probable que considerara un tratamiento cosmético quirúrgico o no invasivo, según una encuesta que realizó la Academia Estadounidense de Cirugía Plástica y Reconstructiva Facial. Entre ese 31 por ciento, el 58 por ciento tenía entre 25 y 34 años, y el 34 por ciento tenía entre 18 y 24 años. Ambos grupos pertenecen a la generación millennial.

La principal razón que mencionaron los consultados para buscar tratamientos cosméticos a los efectos de parecer más joven fue sentirse mejor consigo mismos, seguida del deseo de parecer menos cansados o estresados y, en tercer lugar, la de complacer a sus parejas. En el grupo de entre 25 y 34 años, el 42 por ciento mencionó que quería seguir siendo competitivo en su carrera como motivo para someterse a una cirugía.

Los procedimientos más comunes en el caso de los hombres son la rinoplastia (nariz), otoplastia (retracción de las orejas) y tratamientos por ginecomastia (una operación que reduce el tamaño de los pechos masculinos), según el Dr Luis Bitar - Cirujano Plastico Guayaquil.

Parte del motivo por el que los hombres jóvenes están cada vez más interesados en los tratamientos cosméticos deriva de los medios sociales, dijo el doctor Fred G. Fedok, presidente de la academia que realizó la encuesta. “La gente es más consciente de su aspecto desde diferentes ángulos”, dijo. Un creciente interés por la salud y el cuidado de sí también desempeña un papel importante. “Es como hacer ejercicio”, dijo Fedok haciendo referencia a los procedimientos cosméticos.

Las compañías que ganan con esos procedimientos han registrado la tendencia. “La actitud respecto de la estética está cambiando y hay dos tendencias que impulsan la expansión del mercado”, dijo William Meury, máximo responsable comercial de Allergan Plc, la firma que produce Botox, durante una conferencia telefónica a principios de mayo. “La primera (tendencia) es un movimiento joven que genera una rápida expansión del segmento de entre 20 y 30 años. La segunda es un movimiento masculino: los hombres tienen más interés en los procedimientos estéticos. Estimamos que esas tendencias se acelerarán con el tiempo”.

También hay un cambio cultural que advierten tanto Ishii como Fedok: el estigma en relación con la cirugía plástica ya no es como antes. La cirugía plástica ya no es algo para los muy ricos y vanidosos.

Los cirujanos aprovechan esa nueva aceptación social. “Hay quienes apuntan específicamente a los hombres”, dijo Ishii. “Hacen que a los hombres les resulte mucho más cómodo decidirse”.

Nathan, que tiene 33 años y trabaja en educación superior (pidió que no se revelara su apellido por motivos profesionales), se sometió a una abdominoplastia y a una liposucción luego de bajar mucho de peso a los ventitantos años. La mayor parte de sus amigos lo sabe, si bien no siempre menciona la liposucción. “Pienso que las opiniones al respecto cambian todos los días”, dijo. “Se invierte en uno mismo”.