Perspectiva global del rol de las mujeres en el sector tecnológico.

Auspiciado por: advertise here

El papel de la mujer en la industria tecnológica es cada vez más relevante y las condiciones se prestan para un nuevo mensaje de inclusión. Sin embargo, su desarrollo no ha sido consistente con los grandes avances de esta industria. 

Es una realidad que las empresas tecnológicas han adelantado a otras industrias increíblemente, de hecho, en los últimos 20 años, hemos presenciado la evolución de productos como nunca antes. En el caso de Kingston Technology Company, Inc., el fabricante independiente de productos de memoria líder en el mundo, los USB flash drives de nueva generación han llegado a capacidades extremas, desde el primer USB con capacidad de 8MB y suficiente memoria para tan solo unos segundos de video, hasta el más reciente Kingston DataTraveler Ultimate GT, con capacidades de hasta 2TB y capaz de ofrecer horas y horas de video, convirtiéndose en el USB con mayor espacio de almacenamiento en todo el mundo. 

Este nivel de progreso no ha sido igualado en cuanto al adelanto laboral de las mujeres en las industrias tecnológicas. De acuerdo a un estudio realizado por McKinsey & Co. y LeanIn.org sobre el papel de la mujer en las empresas tecnológicas, el problema no es que las mujeres encuentren poca representación en todos los niveles de las compañías de tecnología, sino que muchas de ellas creen que su género les está frenando su progreso y limitando acceso a ascensos o aumentos. 

Inclusión de la mujer en el sector tecnológico

Varias corporaciones multinacionales están tratando de resolver este problema a través de iniciativas que impulsan a las mujeres a que se unan a la industria tecnológica ofreciendo oportunidades y roles en diferentes departamentos en el sector tecnológico y brindando acceso a una variedad de programas y entrenamientos que las ayuden a descubrir sus intereses y a desarrollar su talento. Entre estas compañías, Kingston Technology Company, Inc., el fabricante independiente de productos de memoria líder en el mundo. 

Basado en California, Kingston Technology es una compañía global y sus directivas entienden claramente que el aporte femenino en la industria es fundamental para el futuro del sector. De hecho, las empresas de tecnología con mujeres al frente generan un retorno de la inversión 35% mayor y 12% más de beneficios que las conducidas netamente por hombres, según los datos preliminares de un estudio de la Universidad de Stanford y Kauffman Foundation.

Ganando Terreno 

Carolina Maldonado, es la primer mujer Vicepresidenta de ventas y mercadeo para Kingston Technology en América Latina, con más de 20 años de experiencia en el sector tecnológico, Carolina ha tenido acceso de primera fila a los diversos cambios que la industria ha experimentado través de los años, “creo que nunca es sencillo, las mujeres tuvieron siempre que luchar para conquistar su espacio” opinó la licenciada. A pesar de los desafíos y presión que ha experimentado durante el transcurso de su carrera, Carolina es optimista en el futuro del rol de las mujeres en el sector tecnológico, “Precisamente por ser una industria joven (en comparación con la industria de autos u otras) es también una industria que creció dando oportunidad a las mujeres que hoy día tienen un papel importante en posiciones destacadas en las compañías”. 

Con miras hacia el futuro 

El tono general es bastante optimista, la actitud de la mayoría de las mujeres en este sector concuerda con el reciente estudio de Accenture, en el cual se cuestiona si los puestos ejecutivos en el nivel tecnológico van a incrementar en los próximos 15 años, más del 70% respondió positivamente. Lo que sí es indudable, es que el sector tecnológico femenino a través de los años se ha caracterizado por un gran espíritu de colaboración, donde el objetivo común es crear una comunicad de avance y desarrollo donde las mujeres se puedan apoyar mutuamente y de esa forma promover el liderazgo en este sector, como menciona Carolina Maldonado, Vicepresidente de Kingston Technology, “Cada día podemos ver a más mujeres ocupando puestos clave en el sector tecnológico y generando inmensos avances para sus respectivas compañías. Continuar esta labor dependerá de la colaboración mutua entre las mujeres dentro de la industria, así como a condiciones laborales que favorezcan una verdadera inclusión femenina”.