Más noticias sobre:

Conoce los 10 errores que jamás deberias cometer en Twitter.

Existen algunos errores que se comenten con frecuencia en Twitter. Esta es la lista de los 10 errores más comunes que cometen algunos "tuiteros" en la red:


1.- Twittero fastidioso

A personajes como el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, Mike Tyson, Shakira, entre otros, se les ‘perdona todo’. A esto se suma que la fama que han logrado también los tiene entre los usuarios de Twitter con más seguidores. Sin embargo, a pesar de esto, ni siquiera estos famosos saturan a sus seguidores con el envío de mensajes cada 5 minutos avisando hasta que van a entrar al baño. Algo que sí hacen algunos usuarios que no alcanzan ningún grado de fama.

“Me gusta el color azul”, “qué bonito está el día”, “me voy de compras”, “estoy en el carro”, “tengo sueño”, “me muero por un chocolate”, son algunos de los ejemplos. La estrategia de llamar la atención funciona en Twitter, pero mal manejada puede resultar fastidiando a los seguidores.

2.- Ortografía

La mala ortografía en las redes sociales es una característica de un buen número de usuarios. Sin embargo, hay errores de errores.

En esta red social hay quienes twittean para pensar y no piensan para twittear, y también quienes no se fijan en las normas mínimas de ortografía; de los cientos de casos que podrían servir de ejemplo de errores garrafales, por obvias razones se destacan la de los personajes famosos, a quienes los twitteros no les perdonan una metida de pata.

3.- Peleas e insultos

Un solo comentario de cualquier tema en Twitter puede terminar siendo la herramienta perfecta para que los medios de comunicación armen la polémica y no haya marcha atrás en el escándalo desatado.

En muchas ocasiones, se ha visto muy común ver las peleas de los políticos y otros personajes de la vida pública a través de la red social.

4.- Contra razas, sexos…

La homosexualidad de Ricky Martin y las pifias con relación a los desastres naturales y las necesidades de los más pobres han dado de qué hablar en Twitter.

Por su parte, el director de cine español Ignacio Vigalondo celebró sus 50.000 seguidores de una manera que no gustó para nada a los judíos y en general a su audiencia: “Ahora que tengo más de cincuenta mil followers y me he tomado cuatro vinos podré decir mi mensaje: ¡El holocausto fue un montaje!”. Aunque el artista explicó que se trataba de una broma y que no es un negacionista, debió afrontar fuertes críticas, perdió su blog en ElPais.com y ha quedado marcado, al menos por un tiempo, como antijudío.

5.- Creer en todo

Uno de los mejores usos que se le puede dar a Twitter es usarlo como fuente de información, pues la mayoría de los medios usa la red social para divulgar sus publicaciones. El problema es que algunos usan Twitter para divulgar información incompleta o falsa –a veces con la mala intención de desinformar, y otras, por los afanes de dar una primicia o de ganar popularidad–. Esto no sería grave si fuera menor la cantidad de usuarios que creen a ciegas en todo lo que leen y ‘retwittean’ información falsa o sin confirmar.

Hay varias razones por las cuales se dan tantos rumores falsos en Twitter, pero una de las principales es que allí los usuarios fácilmente replican de inmediato la información. Antes de hacer clic en ‘retweet’, cuando usted vea un titular extraordinario, no se lo tome a la ligera, piense 2 veces en la confiablidad de la fuente y busque otras fuentes serias que lo confirmen. Si aun así es una noticia difícil de creer y no se aguanta las ganas de twittear sobre ella, al menos plantéela como un rumor y no como un hecho verificado.

6.- Monólogos

Un buen porcentaje de gobernantes o personajes de la política -por citar un ejemplo- utilizan Twitter como estrategia de comunicación, sobre todo cuando están en campaña.

Pese a esto, muchos de ellos no tienen la asesoría suficiente y terminan usando mal la red social. Entre los errores que cometen en Twitter se encuentra el hecho de saturar a sus seguidores con mensajes alusivos a sus estrategias o propuestas políticas –incluidos los tweets con el error del punto anterior: “Estoy comiendo sancocho con mis copartidarios en Flandes”–.

7.- No pensar antes de…

No solo hay que tener cuidado con los contenidos de los demás: es inteligente cuidar la lengua (o mejor, los dedos) cuando uno publica algo en Twitter, no solo por seguridad, sino también por dignidad. En Twitter lo que uno dice se mueve quizás más rápido que en cualquier otra red social, por lo cual es mucho más fácil quedar en ridículo o ser malentendido por docenas, cientos o incluso miles de personas (y peor aún si usted es un personaje famoso o un líder de opinión).

Además de aquellos que no atienden las reglas del lenguaje, en Twitter abundan las personas que, al hablar de un tema, reflejan su gran ignorancia, falta de tacto o indolencia. Algunos de los mejores ejemplos vienen de personajes famosos, sobre todo artistas, pero todo el mundo puede cometer errores de tal magnitud y a pagar por ellos con cada fibra del orgullo personal.

8.- Confiarse en fechas

Fechas como Navidad, San Valentín, final del Mundial de Fútbol Suráfrica 2010, el Día Internacional de la Mujer, se convierten en ‘trending topics’ en Twitter. Sin embargo, también están entre los más peligrosos, no solo porque los ciberatacantes están utilizando cada vez más las redes sociales para transmitir malware, sino porque se convierten en una plataforma eficaz para llevar a cabo fraude electrónico y estafar a más de un usuario con base en los datos que hacen públicos a través de sus propios mensajes. Febrero, por ejemplo, fue un mes negro en Twitter, por el día de San Valentín.

Las firmas especializadas en seguridad informática no dejan de alertar a los usuarios para que la red social no sea utilizada para revelar información personal relacionada con fechas de nacimiento y números que pueden, en algún momento, ser utilizados como claves de cuentas bancarias.

9.- Pistas a delincuentes

El lado más oscuro de las redes sociales es el que le dan los criminales. Hay varios ejemplos de personas que han sido víctimas de delitos –incluso, a costa de su propia vida– por no tomarse en serio su seguridad en una red social. Y aunque Facebook representa un riesgo mayor, pues allí se depositan datos personales que en Twitter no, uno de los principales errores que no debería cometer en Twitter es tomarse a la ligera su seguridad.

Hay varias formas de caer en este error. Una de las más comunes es revelar demasiado en esos 140 caracteres. Nunca es bueno ser excesivamente preciso en una red social cuando se trata de la vida personal. Por ejemplo, no es inteligente contarle al mundo entero que uno viaja y que la casa estará sola. Tampoco es buena idea revelar detalles personales, como teléfonos y direcciones.

10.- Uso para lo que no es

Los beneficios de Twitter y de todas las redes sociales como herramientas de comunicación están bien documentados. Twitter ha servido para derrocar dictadores y hasta para perder peso, entre muchas otras cosas positivas. Sin embargo, hay personas que malinterpretan esos beneficios y piensan que, por ser novedoso, usar las redes sociales es la respuesta para todo.

Twitter, por más veloz que sea, no es más inmediato que hacer una llamada telefónica, especialmente si se requiere ayuda urgente, como de la policía (aunque en casos extremos, un tweet pueda ayudar a que otros sean quienes hagan la llamada). (Fuente: ENTER.co | Nueva Prensa)
comments powered by Disqus